Dos bebes intervenidos en complejas cirugías

Junto al equipo médico local, una especialista del Hospital Garrahan participó de dos cirugías a bebes que presentaban malformaciones congénitas. Se trata de dos niños de 1 año y 2 meses, y otro de 8 meses, ambos con una malformación ano rectal de mayor a menor grado, que estuvo presente al nacer.

------------------------

En los últimos días se realizaron dos complejas cirugías en el Quirófano del Hospital Municipal de Olavarría. Allí se intervino con la participación de una especialista del Hospital Garrhan a dos niños que presentaban una malformación congénita, y que fueron dados de alta a los pocos días de practicarse con éxito las intervenciones quirúrgicas. En las intervenciones colaboró la Jefa del Departamento Quirúrgico del Hospital Garrahan, la cirujana infantil Marcela Baylez, junto al equipo médico del nosocomio local.

El cirujano infantil Roberto Bollini, quien participó en las cirugías junto al equipo del nosocomio local -integrado por anestesistas, técnicos, instrumentadores, pediatras, terapistas pediátricos- y acompañado por la de la Dra. Marcela Bailez, especialista en Cirugía Infantil, y Jefa del Departamento Quirúrgico del Hospital Garrahan, “Hay pocos lugares en el país donde se realizan este tipo de cirugías con gente idónea y que cuenta con mucha experiencia en estas intervenciones”.



En la misma línea, el Secretario de Prevención y Atención Sanitaria,Lic. Ramiro Borzi, también destacó el equipo de profesionales de excelencia que trabaja en nuestro Hospital, al tiempo que destacó la permanente incorporación de tecnología aplicada a la mejora en la atención sanitaria pública: “El Hospital Municipal es uno de los pocos hospitales públicos del país que cuentan con este tipo de aparatología, adquiridos con recursos municipales. Esto hace que sea considerado de referencia como efector sanitario de alta complejidad”.

Se trata de dos casos, un niño de 1 año y 2 meses, y otro de 8 meses, ambos con una malformación ano rectal de mayor a menor grado, que estuvo presente al nacer.

Uno de los bebés se requirió una colostosomía (tipo de estoma que permite unir el colon a la pared del abdomen) al tercer día de vida, y en esta reciente intervención quirúrgica, realizada en el Hospital Municipal, se hizo una reparación de su malformación, que además presentaba una complicación asociada.

De acuerdo, a la explicación médica del Dr. Bollini, esta primera cirugía se practicó en dos tiempos quirúrgicos: el tiempo abdominal, a través de cirugía laparoscópica, que consistió en buscar la fístula (conexión o canal anormal entre órganos, vasos o tubos) por la vía urinaria, que terminaba en la uretra prostática. Se trató de ir a buscar la fístula, seccionarla y separarla de la unión al intestino, y luego liberar el intestino hasta bajar a la zona del periné.

En el segundo tiempo quirúrgico, se llevó a cabo por vía convencional combinada con cirugía laparoscópica, a través del periné, donde se buscó el lugar donde estaría el esfínter, que se detecta a través de un electroestimulador, y allí se realizó un corte mínimo, y se hizo una dilatación y se descendió al intestino. Tras el post quirúrgico, el bebé fue dado de alta el pasado jueves 4 de diciembre.

En tanto que, el otro bebé de 8 meses también presentaba una malformación ano rectal de grado menor, a quien se le practicó la reubicación de su mal terminación, a partir de seccionar la fístula perineal, y traslocando al lugar correcto. Al quinto día de la cirugía, es decir, el pasado lunes 1º de diciembre, el niño con sus padres recibieron el alta médico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario