Diodato: “No sé cómo llegué a la determinación del homicidio”

El único imputado por el asesinato de Tamara Bravo declaró este miércoles en Azul. En su breve testimonio la expareja de la víctima consideró que le debe “pedir perdón a la familia” dijo. “Acá estoy para que decidan que es lo que es más justo para mí” agregó. Antes la defensa de Carlos Diodato llamó a declarar a las hijas del acusado y su madre, quienes dijeron que la víctima era una persona “conflictiva” y que no dejaba que vean al niño que tuvo con el acusado. Además dieron su testimonio la médica que revisó a Diodato la noche del homicidio y un psicólogo.

---------------

El remisero Carlos Diodato, único acusado por el asesinato de su expareja Tamara Bravo, decidió prestar declaración este miércoles en la cuarta audiencia del juicio que se le sigue en Azul por el crimen de la mujer ocurrido a fines de 2012 en barrio Ceco.

En una breve declaración, el acusado consideró que le debe “pedir perdón a la familia” y afirmó: “No sé cómo llegué a la determinación del homicidio”.



Entre lágrimas manifestó que “empecé a recordar cosas y esto no avala el hecho” y señaló tener “otros valores, siempre trabajé, nunca fui borracho ni drogadicto” indicó.

Se refirió a las denuncias en su contra hechas por Tamara y la imposibilidad de ver a su hijo y señaló:“Tengo ansias para ver a mi hijo”.

Previamente declararon profesionales, las hijas y la madre del acusado.

La primera en prestar testimonio fue Raquel Naestud, la médica que revisó a Diodato y que recibió a Tamara en el Hospital. Explicó que en el informe de Diodato detalló que estaba emocionalmente inestable y constató heridas leves, pero no recordaba mayores detalles.



Luego fue el turno del psicólogo Martín Testoni, que se entrevistó con el imputado en varias oportunidades cuando estaba detenido. Dijo que Diodato era una persona de estado emocional complejo. “La persona tiene normalidad en su estructura”, señaló, y describió la relación de pareja antes que hiciera pareja con Tamara, los conflictos que tuvo y que él se refugio en el trabajo.

“Con Tamara pasó lo mismo pero no se pudo refugiar en el trabajo. Su situación laboral se empobreció. Estaba acosado por las denuncias judiciales” sostuvo.



Expresó que la relación de Diodato con Tamara “era de agresiones mutuas. Cuando él no se puede refugiar en el trabajo, el conflicto pasa a primer plano”.

El defensor Marselli pidió que el psicólogo analice la declaración que se incorporó por escrito de la niña pero el Tribunal no quiso porque lo consideró una pericia.



Raúl Omar Diodato, se refirió a la relación que había entre su hermano Carlos y Tamara Bravo: “la relación q tenían después de separados fue muy conflictiva”.

Contó que Diodato se fue a vivir con sus padres cuando se separaron y que “ella – por Tamara- tenía carácter fuerte Lo que sucedió fue una sorpresa. La última semana estaba mal por no ver a su hijo” expresó.

Carla Diodato, hija del acusado, consideró que Tamara “era rara nada le quedaba bien, tenía problemas con todos. Era agresiva. Ella nos trataba bien sólo cuando estaba mi papá. Mi papá siempre calmo la situación” declaró.

En la misma línea argumentativa, Esther Rosa Lencina, madre de Diodato dijo que Tamara Bravo “no era muy sociable, era conflictiva. Ella no sabía lo que quería. Carlos estaba triste” planteó.



El próximo martes a las 11:00 se llevarán a cabo los alegatos.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario