Detectarán el VIH con test rápidos en la Provincia: da el resultado en 20 minutos

Surge de las recomendaciones de Onusida y del ministerio de Salud de la Nación. La Provincia cubre la medicación de 15.608 pacientes con VIH sin obra social. La falta de protección sigue siendo la principal causa de transmisión.

------------

Se pincha un dedo, con la sangre se moja una tirilla reactiva y, en 20 minutos, se sabe si esa persona tiene o no VIH. Así de rápido podrá diagnosticarse el virus del Sida en la Provincia de Buenos Aires a partir de la implementación, en hospitales públicos centros de salud y jornadas sanitarias, de los nuevos test que reemplazarán, en forma gradual, al método Elisa, que requiere extracción de sangre y varios días de análisis.

Así lo anunció el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el VIH-Sida. Y explicó que hasta ahora el test rápido se usaba solo para aquellas embarazadas que llegaban a punto de dar a luz, sin controles previos, y en otros casos de emergencia, como el de abusos sexuales, donde es clave arribar a un diagnóstico rápido.

“Uno de los grandes desafíos es disminuir los diagnósticos tardíos ya que el 30 por ciento de los hombres y el 15 por ciento de las mujeres con VIH que se diagnostican cada año se encuentran en un estado avanzado de la infección, es decir que ya sufren enfermedades oportunistas”, advirtió Collia.

Por su parte, el director provincial de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto, remarcó que el diagnóstico temprano y el acceso rápido al tratamiento “aumentan la supervivencia, mejoran la calidad de vida de las personas con VIH y ayudan a prevenir futuras infecciones en la comunidad”.

El programa de VIH-sida del ministerio de Salud de la Provincia ya comenzó a capacitar al equipo de salud para que, en forma gradual, se comiencen a implementar los test rápido toda vez que se requiera un diagnóstico.

“En caso de dar positivo se deberá realizar una prueba confirmatoria y, si queda confirmado, se hará la carga viral, un estudio que mide la cantidad de virus en la sangre y que da a los médicos información precisa acerca de cómo encarar el tratamiento antirretroviral que, cuánto antes se inicia, mejor respuesta ofrece”, explicó Sonia Quiruelas, coordinadora de ese programa de la dirección de Atención Primaria, que se encarga de la entrega de medicación a los 15.608 pacientes con VIH sin cobertura de obra social que viven en los distritos de la Provincia.

La incorporación como rutina de estos test surge de las recomendaciones de ONUSIDA -el organismo de Naciones Unidas que se ocupa de esta enfermedad-, y de las que se hizo eco el ministerio de Salud de la Nación en su resolución Nº 32.712 publicada en el Boletín Oficial el 30 de agosto de este año.

Los especialistas opinan que con este nuevo método, que da el diagnóstico en minutos, se evita que el paciente no regrese a buscar los resultados de los análisis. De este modo, la persona se entera antes de que el virus avance y comience a dañar el sistema inmune.

CIFRAS EN LA PROVINCIA

Este año el lema mundial del Día Internacional de Lucha contra el Sida es “Llegar a cero”, y apunta a que toda la comunidad actúe para que no haya ninguna nueva infección por VIH, hecho de discriminación ni muerte relacionada con este virus, que es completamente prevenible.

Los datos del ministerio de Salud de la Provincia revelan que de los 6.832 casos diagnosticados en territorio bonaerense en los últimos seis años, casi el 50 por ciento contrajo la enfermedad por sexo heterosexual sin preservativo.

“La segunda forma de transmisión más frecuente y con tendencia a aumentar se observa en varones homosexuales que mantienen relaciones sexuales sin protección”, explicó Quiruelas y reiteró que la mejor herramienta para prevenirla sigue siendo el uso del preservativo.

En cambio, la transmisión por transfusiones sanguíneas o el uso de drogas intravenosas es prácticamente nula en la provincia de Buenos Aires desde el año 2003 hasta ahora.

Con la practicidad que ofrecen los nuevos test, explicaron los especialistas, “se podrá aumentar el testeo, que debe ser voluntario, confidencial y gratuito, en jornadas de salud que llevaremos a los barrios, clubes y ONGs”.

No obstante, insistieron desde el ministerio de Salud de la Provincia, los encargados de hacerlos deben ser agentes de salud capacitados, no sólo para realizar la prueba correctamente, sino también para brindar consejería, contención y para hacer una derivación certera en caso de obtener resultados positivos.

Finalmente, Quiruelas recordó que, por ley, todo paciente que se someta a un test o análisis de VIH debe hacerlo en forma voluntaria, y el agente de salud que se lo haga tiene que pedirle que firme un consentimiento en el que se le informa el tipo de análisis que se le está haciendo.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario