Desde la próxima semana, regirán las subas del Inmobiliario Urbano y Rural

Tal como se aprobó en la Ley Impositiva, el ajuste será del orden del 30 por ciento aunque el impacto del incremento será mayor para las propiedades de más alta valuación fiscal. Comenzará a aplicarse desde el 1º de Enero.

--------------

Fuente: Diario El Día de La Plata

A partir del jueves 1º de enero de 2015 comenzarán a regir en la Provincia las subas en los impuestos Inmobiliario y Automotor promovido por el Ejecutivo bonaerense y sancionado por la Legislatura a fines de octubre pasado.

También, aunque con un impacto mucho menor en el esquema de la recaudación fiscal de la Provincia, con el cambio de año también entrarán en vigencia otros ajustes impositivos dispuestos para 2015, como el cobro del impuesto a los Sellos para la transferencia de jugadores de fútbol y para la tramitación de los certificados de libre deuda alimentaria, la aplicación de Ingresos Brutos a la realización de recitales de músicos extranjeros en territorio provincial, la creación de nuevas tasas para la actividad portuaria.

En efecto, el gobierno bonaerense dispuso para 2015 un aumento en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural que será, en promedio, de un 30%, aunque el impacto del incremento será mayor para las propiedades de más alta valuación fiscal.

La mayor presión impositiva sobre el Inmobiliario Urbano se plasmará elevando la base imponible al 100% de la valuación fiscal. De esta forma, según informó el Ejecutivo provincial, hasta el 60 por ciento de los contribuyentes tendrán un incremento menor a 30 pesos por cuota.

En tanto, para el 10 por ciento de los titulares de propiedades con mayor valuación fiscal el adicional por cuota será “a partir de 90 pesos”.

A partir del jueves, además, aumentará 30 por ciento el Impuesto Inmobiliario Rural; mediante la actualización del coeficiente de ajuste de la base imponible, el que pasará de 0,50 a 0,65.

La reforma significará un aumento menor a los 10 pesos por hectárea para contribuyentes con tierras cuyo valuación fiscal sea inferior a los 475 mil pesos; 13 pesos para propietarios de un solo bien con cotización fiscal de hasta 1,5 millones de pesos y más de 20 pesos por hectárea para las tierras de mayor valor.

En ese sentido desde el gobierno se precisó que “el 60 por ciento de los contribuyentes tendrán un incremento menor a 10 pesos anuales por hectárea de campo” y que ese incremento “es inferior a cualquier indicador que muestre, por ejemplo, la evolución del precio de novillos”.

En lo que respecta a la Patente, si bien en la Ley Fiscal 2015 no se previeron aumentos, en los hechos sí habrá una suba en el tributo. Eso, porque como las valuaciones se actualizan automáticamente todos los años, conforme a lo dispuesto por el Registro Nacional Automotor, se disparará el valor del tributo.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario