De cada 10 personas que consultan sobre anticoncepción, 9 son mujeres

Las mujeres son las que más se ocupan de la prevención de enfermedades y de evitar embarazos no deseados. Los varones que más consultan son adolescentes. El preservativo es el método anticonceptivo que más se pide.

---------------

En los últimos diez años aumentó 17 veces la cantidad de bonaerenses que reciben métodos anticonceptivos gratuitos en hospitales y centros de salud: en 2003 fueron 105.808 y el año pasado 1.825.284. Un dato persiste: 9 de cada 10 consultantes sobre salud sexual son mujeres y de ellas el 29% son adolescentes. Los varones abarcan sólo el 5% y de ellos el 42% tiene menos de 19 años.

El Primer Informe sobre la Situación de Salud de las mujeres en los distritos de la Provincia reveló que, en cuatro años, se incrementó del 31,8 al 42% la cantidad de mujeres que “siempre” se cuida en sus relaciones sexuales. También, aumentó en 10 puntos porcentuales el uso del preservativo que es, lejos, el método que más solicitan: un 65% del total, seguido por los anticonceptivos orales.

Estos datos fueron presentados por el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia, durante la celebración de los 10 años del Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable.

“Ahora nos parece natural que cualquier persona vaya a un hospital o a una salita, se asesore y solicite métodos gratuitos para evitar las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados”, dijo Collia y aclaró que “esto no ocurría antes, es un logro que comenzó a hacerse realidad en 2003, con la sanción de la Ley Nº13.066, que garantizó ese derecho como parte del derecho a la salud”.

En cuanto a la escasa consulta por parte de los varones en materia de salud sexual, la coordinadora del programa, Marisa Matía, dijo estar “trabajando fuertemente en escuelas y efectores de salud para que la conciencia sobre el cuidado sexual y reproductivo involucre también a los hombres, porque en parejas heterosexuales observamos que la que se ocupa de consultar es, mayormente, la mujer”.

Desde hace dos años el Programa de Salud Reproductiva pasó de la órbita del Programa Materno Infantil al Área de Políticas de Género. Para Matía este pasaje, lejos de ser una cuestión formal, cambia la concepción “conservadora” de la sexualidad que persistía en el Estado: “Antes se pensaba en sexo sólo en términos femeninos y reproductivos, sin embargo, hoy estamos ampliando la visión e incluyendo en las políticas de salud sexual múltiples sexualidades que antes no se contemplaban”.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario