Curtoni: “Es una amenaza a la institución en su conjunto”

El decano de la Facultad de Ciencias Sociales se refirió en un comunicado a la carta con amenazas que recibieron el jueves pasado en relación al juicio Monte Peloni que se desarolla en la institución. Rafael Curtoni sostuvo que es una amenaza a la decisión de la Facultad de “estimular todas aquellas actividades que contribuyan substancialmente al mejoramiento social del país, al afianzamiento de las instituciones democráticas y a través de ello, a la afirmación del derecho y la justicia”.

-----------------

El decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Rafael Curtoni, expresó públicamente la postura de la institución ante la amenaza recibida el jueves pasado a través de una carta.

A la Facultad llegó un sobre cerrado sin inscripciones que contenía en su interior una nota impresa, da nombres y está firmada por un grupo autodenominado CAOS (Comando Argentino Olavarriense Solidario). Contiene graves amenazas en relación al juicio por los crímenes de lesa humanidad ocurridos en Monte Peloni, que comenzó el 22 de septiembre en la casa de altos estudios.

En un comunicado, Curtoni expresó que:

“Desde la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN queremos hacer público nuestro posicionamiento dada la situación por la cual se ha amenazado a un grupo de personas de nuestra institución, en el marco del desarrollo de los juicios por la causa Monte Peloni, que desde el 22 de septiembre del corriente se desarrollan en nuestra sede.

Como es de público conocimiento, el día jueves 30 de octubre recibimos un sobre cuyo contenido era una carta impresa en computadora con una serie de amenazas. Dado que ya hemos realizado la denuncia correspondiente ante la Justicia Federal de Azul queremos manifestar nuestro repudio ante estos hechos que atentan contra la democracia y la participación política.

Nuestra institución ha asumido el desafío de ser parte de la organización del Juicio por la causa Monte Peloni, poniendo a disposición de la Justicia recursos humanos, infraestructura, y las condiciones necesarias para llevar adelante las audiencias.

Por este motivo sostenemos que la intimidación a un grupo de personas ligadas a la Facultad, es una amenaza a la institución en su conjunto, y a su decisión de estimular todas aquellas actividades que contribuyan substancialmente al mejoramiento social del país, al afianzamiento de las instituciones democráticas y a través de ello, a la afirmación del derecho y la justicia.

Considerando la seriedad del caso y confiando en el accionar de la Justicia, solicitamos la prudencia y la sensibilidad necesaria en el manejo de la información.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario