Cruces “a fondo” entre radicales y eseverristas por la Cherokee

La discusión en torno a la compra de una camioneta de alta gama como vehículo oficial llegó al Concejo. Ocurrió cuando el oficialismo pidió tratar sobre tablas el pedido de informes de FAUnen que tenía destino de Comisión. Hubo denuncias, chicanas y se lanzaron diferentes cifras en medio de acusaciones cruzadas entre los ediles. El FR mostró “los papeles” del llamado a licitación. Pero la UCR aseguró que al haber un único oferente la compra requería de la autorización del Concejo. Por mayoría el Frente Renovador logró el paso a archivo del expediente. Pero el tema promete volver a lo largo de toda la campaña electoral.

-----------------

La polémica compra de una camioneta Grand Cherokee para su uso como vehículo oficial del Municipio aterrizó en el Concejo Deliberante. Hubo un fuerte y acalorado debate entre eseverristas y radicales durante la sesión realizada este jueves, al tiempo que los demás bloques observaban la discusión en silencio.

El tema, ya instalado en la opinión pública durante la última semana, ingresó al recinto tras un pedido de informes al Ejecutivo solicitado por el bloque Frente Amplio Unen. Y tuvo durante la noche su tratamiento sobre tablas, aunque por pedido del propio oficialismo (se especulaba que el proyecto pasara a las comisiones).

Sin embargo, el Frente Renovador prefirió adelantarse y presentar las respuestas durante la propia sesión. El encargado de dar las explicaciones fue el concejal Einar Iguerategui , quien definió como “graves errores de conceptos y falacias” a las denuncias del bloque Frente Amplio Unen.

Consideró “mentiroso” el planteo opositor que sostiene que “la adquisición de vehículos debieran ser objeto de aprobación legislativa”, ya que “no hay artículo en la LOM que lo establezca” dijo.

Indicó que contrariamente a lo expuesto en el pedido de informes sobre la falta de una licitación pública la misma “se realizó 7 de agosto de 2014 sobre expediente 3131/14 por licitación pública N°22/14 de 20 vehículos y la licitación privada N°46714 por 3 utilitarios decreto 1840” y enumeró las publicaciones realizadas en el boletín oficial, el diario local y la web municipal.

En este sentido, consideró que la denuncia del radicalismo es “falaz, mentirosa, con el fin de confundir a la ciudadanía subestimándola” y advirtió que “el propósito ha sido solo generar un daño político, a través de una burda campaña difamatoria”.



En esta línea recordó que el pedido de informes ingresó al Concejo Deliberante “este martes a las 9.30 y la difamación arrancó el viernes por la tarde” dijo, en referencia a la información acercada a los medios de comunicación. Luego acusó a sus pares de “acudir a una de las herramientas más detestables de la historia, el ‘miente, miente que algo quedará’”.

Sobre la camioneta Grand Cherokee informó que mediante un proceso licitatorio se adjudicó a la firma “Northville S. A. la adquisición de un auto oficial en la suma de un millón doce mil ochocientos pesos”, aunque luego expresó que el valor “fue de 942 mil pesos más los gastos de administración”.

Desde el radicalismo, Franco Cominotto consideró que la compra “es muy oscura” y recordó declaraciones de la Jefa de Gabinete, Margarita Arregui, quien “dijo que había costado 900 mil pesos” para después cotejar los números oficiales con los valores del vehículo consultados en diferentes concesionarias.

Cladera aseguró que la compra del vehículo “tenía que pasar por el Concejo ya que hubo un solo oferente y el reglamento de contabilidad y la LOM requieren la autorización del cuerpo” explicó.

“No se dijo que casi 1/3 de los vehículos licitados recae en un solo vehículo” recordó y comparó el caso con la Ferrari de Memem para luego referirse a la austeridad de Helios Eseverri, quien “abría sobres para usarlos del lado de adentro para no usar papel oficial y así ahorrar y dar el ejemplo” rememoró.

¿Por qué no se compró una Hummer que es más cara pero es más farolera” ironizó en referencia al intendente José Eseverri.



La contestación del Frente Renovador llegó con un acalorado discurso de Gerardo Ripoll, quien dijo notar “nervioso a Cladera y no es habitual en él” opinó.

“Salieron a cazar teros en pata, y cuando salís así normalmente te espinas las patas” sostuvo y agregó : “Es improbable que un bloque Unen se puedan equivocar tan feo”.

En medio de su entonado alegato definió a los concejales radicales como “una fotocopia borroneada de Lilita Carrió”, los acusó de mentir en los valores del vehículo oficial que “Cominotto publicó en su portal de Facebook” y en la foto de la camioneta que difundieron (mientras mostraba una imagen de otro modelo de la Grand Cherokee pero en color gris).

“Empezó la campaña de quinta” señaló el ex presidente de Ferro a lo que Ernesto Cladera replicó: “No es una campaña de quinta, viene con sexta. No escucharon nada. Entiendo el rol que les tocó. Cuando la macana es grande hay que taparla” dijo y remarcó: “Vamos a seguir hablando de este tema. Vamos a pedir que venga al Concejo, ahora en la rendición de cuentas, hay mucho más que hablar” aseguró.

Agotado el debate hubo dos mociones. La del radicalismo de volver el proyecto a comisión para analizar la nueva información aportada por el Frente Renovador y la del oficialismo, que consideró respondido el pedido de informes y pidió el pase a archivo del expediente, instancia que logró aprobar por el doble voto de Presidencia.

Durante la sesión además se aprobaron dos proyectos de resolución donde se repudió el ataque a la Iglesia Fátima y las amenazas a la Facultad de Ciencias Sociales mediante una carta anónima.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario