Cruce de los Andes 2014: “Es un Dakar a pie”

Los atletas olavarrienses Cristian Pacheco y Martín Trumpio participaron del exigente desafío de más de 100 kilómetros que une Argentina con Chile y del cual formaron parte casi 3000 corredores de todo el mundo. Pese a ser su primera experiencia, no sólo llegaron a la meta sino que ocuparon el sexto lugar en la carrera por equipos.

------------------------

Los días 6, 7 y 8 de febrero se realizó la 13º edición del tradicional Cruce de los Andes, un exigente desafío de aventura de más de 100 kilómetros que una Argentina y Chile y del cual este año participaron casi 3000 corredores de todo el mundo.

Bajo un clima sumamente frío y lluvioso, los olavarrienses Cristian Pachero y Martín Trumpio formaron parte de la competencia y pese a ser su primera experiencia, no sólo llegaron a la meta sino que ocuparon el sexto lugar en la carrera por equipos.



Recién llegados a Olavarría, los atletas pertenecientes al Regimiento local, se refirieron a esta competencia como “la carrera de aventura más grande del mundo”: “Para muchos es un desafío pero en sí es una competencia que todos quieren ganar. La logística que tiene es impresionante. Hay helicópteros que siguen el recorrido, otros con cámaras que van filmando todo”.

Ambos reconocieron que “si bien esperábamos andar bien, no pensábamos terminar tan adelante”, comentaron los corredores y manifestaron que “lo disfrutamos mucho”.

“Nunca se nos cruzó por la cabeza llegar. Lo más difícil fue soportar el frío en la parte más alta”. A esta vivencia la relataron con una anécdota: “Estamos en el volcán y él me pide una barra de cereal y cuando la quiero abrir no pude porque tenía los dedos congelados, se la paso a él y lo mismo. Ahí nos preocupamos pero seguimos llegando”, contó Pacheco.



Contaron que el primer día de competencia bajaron a 30 personas con hipotermia: “Nosotros no estábamos acostumbrados a tanto frío. Acá entrenamos con calor y la verdad que no se nos hizo tan difícil. No nos enfocamos en el clima, nos enfocamos en mantener nuestro ritmo y llegar”.

Las exigencias de la carrera hace que muchos lo tomen como un desafío, pero otros participan mentalizados en ganar: “Nosotros también íbamos con la meta de ganar. Pensamos que iba a ser tan liviano, no nos imaginamos que era tan fuerte. Para nosotros es un Dakar a pie. Hay mucha gente que ha ido varias veces y se ha bajado por hipotermia, o sea que lo que hicimos nosotros es muy bueno”, destacon.

Por último, mencionaron que “todo el apoyo que tuvimos por parte del Ejercito, del Municipio y de los otros sponsors no nos permitía decir ‘hasta acá llegué’, nos pusimos una meta y la cumplimos”.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario