Crimen de Tamara: piden perpetua para Carlos Diodato

El fiscal Martín Pizzolo solicitó pena de prisión perpetua para el único acusado del crimen de Tamara Bravo. Fue durante la jornada de alegatos llevada a cabo este martes en Tribunales de Azul. Argumentó que “no existió emoción violenta” y dijo que el homicidio era algo “que lo venía elaborando” el acusado. Por su parte e defensor Martín Marselli , solicitó que se quite el agravante de “Homicidio calificado por su comisión con alevosía” y que el caso quede caratulado como “homicidio simple” que prevé una pena de ocho años. Este lunes se conocerá la sentencia.

--------------------

El fiscal Martín Pizzolo solicitó la pena de prisión perpetua para el remisero Carlos Diodato, durante la jornada de alegatos llevada a cabo este martes en Azul en el juicio por el crimen de Tamara Bravo- la expareja del imputado- ocurrido a fines de 2012 en una casa de barrio Ceco.

Durante su exposición, el fiscal encargado de realizar la acusación argumentó que el hecho “quedó acreditado”, afirmó que “no hay dudas que Diodato atacó a Tamara” y recordó que hasta el propio acusado reconoció la autoría del hecho.

Remarcó que “no existió emoción violenta” y que Diodato “estaba tranquilo” y lo “venía elaborando”. Enfatizó que el acusado a sólo tres minutos del crimen llamó a un abogado: “la llamada duró dos minutos. Por eso no existe emoción violenta” sostuvo.



Consideró que Diodato “tenía una obsesión sobre Tamara Bravo” y hasta afirmó que “era algo que había sido previsible y que las instituciones del estado no pudieron dar respuestas a la víctima” expresó Martín Pizzolo.

Entre otros agravantes se refirió a “los perjuicios psicológicos a los menores que presenciaron el hecho” para cerrar con la solicitud de prisión perpetua.



Por su parte el Defensor Oficial, Martín Marselli insistió en que no está en discusión “la autoría del hecho” por parte de Diodato pero advirtió que “hubo un diálogo y estaban discutiendo” con la víctima y dijo que todo ocurrió en medio de “un estado de emoción complejo” que desencadenó el trágico desenlace.

En base a esa estrategia pidió que el caso quede caratulado como “homicidio simple”, calificación que prevé una pena mínima de ocho años de prisión.

Durante su exposición mostró denuncias, manifestó que el remisero “tuvo una restricción de acercamiento con la sola palabra de la mujer” y que este nunca “tuvo una respuesta de la justicia”.



“La falta de respuestas del Estado y la personalidad de Tamara más el hostigamiento llevaron al desenlace” expresó.

Hizo hincapié en la teoría del pasaje al acto varias veces y sostuvo que el ataque “fue desde adelante”.

Objetó la declaración de la hija de Tamara durante la instrucción y su no llamado a declarar en el momento recomendado por los profesionales.

Finalmente pidió el mínimo de lo que la ley permite para este delito y en caso de ser condenado por “homicidio simple” que sea con el mínimo de 8 años

Este lunes desde las 12:30 se conocerá la sentencia en el TOC 1 de Azul.








Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario