Consejos para aprovechar al máximo el espacio de tu casa

Bárbara Regueral te ofrece algunas ideas para que el espacio no sea un problema. Propuestas para no desperdiciar ni un centímetro...

La falta de espacio es una realidad incontrastable. Los metros son los metros y no se puede negar. Sin embargo, hay algunos truquitos para mejorar nuestra experiencia dentro de pequeños espacios.

Hay dos formas de abordar este problema:

por un lado, planificar el espacio y utilizar muebles y objetos que permitan aprovechar casa centímetro; por otro lado, generar ambientes que brinden y promuevan una sensación de espacio (utilizar materiales que a la vista resulten livianos o colores claros, por ejemplo).


barbi3


Te damos algunas ideas para que aproveches todo tu espacio y le des un nuevo aire a la decoración de tu casa

- Unidad visual: cuando se cuenta con un ambiente pequeño, una forma de dar una sensación de espacio amplio es generar una integración entre los diferentes sectores. Un ambiente coherente en colores y decoración aumenta la sensación de espacio.

- Espacios sectorizados: esta idea de integración no implica que no se pueda generar diferentes sectores dentro del espacio. Utilizar alfombras para diferencias el área de dormir del lugar de estar o la cocina. También se puede utilizar divisores como bibliotecas, biombos o cómodas que, sin romper con la identidad visual del espacio, permitan sectorizarlo.

Una distribución inteligente y funcional implica separar las áreas de servicios de las de descanso, reservándole a éstas los espacios más amplios y de mayor luminosidad


barbi2


- La iluminación es fundamental para generar una sensación de espacio. Los colores oscuros o estridentes suelen generar entornos más opresivos, mientras que los colores claros ayudan a fomentar la sensación de liviandad, de espacio. En la medida que sea posible, es importante aprovechar la luz natural y evitar obstaculizarla. Si utilizamos divisores para la habitación, es preferible que sean traslúcidos o que no lleguen hasta el techo.

- Los muebles: en este punto es recomendable disponer los muebles sobre las paredes, dejando el centro del ambiente libre. También, en caso de lo posible, evitar hacerlo sobre las ventanas o balcones. Si es inevitable, es mejor elegir muebles bajos para no tapar las ventanas.

También es recomendable aprovechar algunos espacios estratégicos para ubicar los muebles: detrás de las puertas, debajo de la cama, empotrar en la pared los estantes y el placard.

En este punto puede resultar complicado encontrar los muebles justos para ocupar el espacio con que contamos. Aquí es pueden hacer dos cosas: o se elije un lugar donde se hagan muebles a medida, o se recurre a la imaginación y buscamos la forma de adaptarnos a lo que tenemos (muchos muebles se pueden hacer en casa con algo de astucia y ganas de investigar).

- Pequeños detalles: usar puertas corredizas, aprovechar los espejos para agrandar la sensación de espacio, utilizar transparencias en los muebles, dedicar poco espacio a las áreas de servicio (como el baño o la cocina) y aprovechar el resto para el estar y el espacio de descanso.


barbi1


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario