Confección de juguetes y festejos por el Día del Niño en el penal de Sierra Chica

Los detenidos alojados en la Unidad de máxima seguridad de Sierra Chica celebraron con sus familias en la plaza de juegos infantiles ubicada en el sector intramuros. Los niños recibieron juguetes didácticos confeccionados por los internos de la unidad Nº 38.

---------
Internos pertenecientes al taller de Confección de Materiales Didácticos que funciona en la Unidad Nº 38 bajo la coordinación de la docente Laura Caba, realizaron diferentes juegos para los hijos de los privados de la libertad durante la visita del fin de semana como parte de los festejos por el Día del Niño.

La entrega comprendió rompecabezas, juegos de encastre, dominó, damas, juegos de personajes infantiles como Ben 10, Princesas y Cars. El objetivo de este acontecimiento es que cada niño tenga una sonrisa a través del gesto solidario de los propios internos para con sus hijos y los hijos de sus pares.

Estas acciones como tantas otras reflejadas con anterioridad son las que han dado maravillosos frutos a todos los que integran el Taller de Confección de materiales Didácticos como así también a la escuela de Educación media Nº 5 “Rufino Sánchez” que dirige todos estas actividades.

Con un total de doce integrantes y el espíritu pensando en el otro para integrar y socializar, es que estos hechos dan satisfacción, color y alegría a todos los que de alguna u otra manera apoyan y acompañan estos proyectos.

En tanto, los detenidos alojados en la Unidad de máxima seguridad de Sierra Chica celebraron el día del niño con sus familias en la plaza de juegos infantiles ubicada en el sector intramuros. Hubo diferentes actividades que estuvieron organizadas por el personal de la oficina de Vigilancia y Tratamiento y Talleres con el apoyo y supervisión de los directivos de la misma. La jornada recreativa comenzó en las primeras horas de la mañana y finalizó con el cierre del horario de la visita.

El personal de la oficina de Talleres se encargó de hornear facturas para los presentes. También los privados ambientaron el lugar para sus familias con música, realizaron el sorteo de una bicicleta y repartieron golosinas. Por su parte, la Iglesia Evangélica aportó al evento dos inflables que los niños disfrutaron, donaron una bicicleta, leche chocolatada, caramelos y chupetines que fueron repartidos por internos disfrazados de payasos.

Prensa: Departamento de Prensa Complejo Centro.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario