Condenas de perpetua y 18 años de prisión para los autores de dos crímenes

Este lunes el juez Joaquín Duba dio a conocer el monto de pena para los condenados en juicios por jurado de dos asesinatos. Por el homicidio de Gustavo Galván durante un enfrentamiento en el barrio Lourdes cuatro personas fueron condenadas a prisión perpetua. Por el femicidio de Silvia Marchesi en el estacionamiento del Bingo su expareja recibió una pena de 18 años de prisión.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 de Azul, representado de manera unipersonal por el Juez Joaquín Duba, dio a conocer este lunes el monto de pena para las personas condenadas semanas atrás mediante el sistema de juicio por jurados como los responsables de dos crímenes: el homicidio de Gustavo Galván y el femicidio de Silvia Marchesi en el estacionamiento del bingo.

Cabe recordar que en ambos casos los jurados populares sólo determinaban la culpabilidad o no culpabilidad de los imputados y la tipificación del delito mientras que el Tribunal es el encargado de definir el monto de pena correspondiente.

En el caso del crimen de Gustavo Galván, el joven de 26 años que murió en febrero de 2014 durante una balacera entre dos familias en el barrio Lourdes las cuatro personas fueron condenadas a prisión perpetua: Brian Bertolano, Nicolás Morales Yves, y Juan Seitz como coautores de homicidio y tentativa de homicidio – en la balacera también fue herido Eduardo Araujo- y Vanesa Aref, como partícipe necesario. El juez ratificó el pedido de pena realizado por la fiscal de juicio, Susana Alonso.

En tanto, minutos más tarde se conoció el monto de pena contra el militar retirado José Meliton Tapia, quien estaba condenado por el primen de su expareja, Silvia Marchesi ocurrido en febrero de 2014 en el estacionamiento del Bingo de Olavarría: fue sentenciado a 18 años de prisión.

Semanas atrás, en el veredicto los jurados populares consideraron al acusado culpable de "homicidio agravado por el vínculo" aunque con una "circunstancia extraordinaria de atenuación" hecho que impidió una condena de prisión perpetua (la pena estipulada rondaba entre los 8 y 25 años de prisión).


En ese momento el fiscal de juicio, Cristian Citterio, había demandado 23 años de prisión mientras que el defensor, Martín Marcelli el mínimo de monto de pena previsto en la tipificación del delito.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario