¿Cómo hacer que el café de tu casa sea el mejor del mundo? Disfrutálo

Seguramente ya te preparaste el café y estás leyendo. Bueno, acá los secretos para que ese mismo café, se convierta en el mejor del mundo y sea tu orgullo. ¿Cómo conservar el café?, ¿Grano o molido?, ¿Heladera? Porque el día empieza bien, si empieza con un buen café.

Si tendríamos que elegir un aroma que nos une, seguro el de un buen café entraría entre los mejores cinco. Pero el aroma surge de un gran producto, y claro, denota calidad. Pero ahora, ¿cual es el secreto para sentirlo fresco, pleno en todo su aroma y sabor?. Y sí, la clave es el almacenamiento.


Para que cada día el aroma de tu café te enamore, seguí estas sugerencias:


  • Apostá al grano. Lo mejor para degustarlo en su punto óptimo en casa es comprarlo en grano y así, cada vez que te dispongas a disfrutar de un café -si sos de las mías/míos que convierten ese momento en un ritual- el momento empieza cuando lo moles. Secretillo: El café tostado en grano se conserva mucho mejor que el molido porque está protegido por el tueste exterior y, además, el propio grano protege el café.


  • Para conservarte mejor. El mejor lugar para conservar el café es en la heladera, ya que el calor facilita que éste se oxide y mantenga sus propiedades y aromas. Si no es posible en la heladera, deberá hacerse en un lugar donde no lleguen los olores propios de la cocina -es decir, sacálo de arriba de la mesada, alejálo de los especieros y de la cocina propiamente dicha, claro- y además, deberá estar preservado de la luz.


  • Fundamenteal el paquete. Debe cerrarse cuidadosamente para que no pierda aroma. Esto tiene que ver nuevamente con la oxidación del café y con esa magia que se destapa con tan sólo abrir el envase o el contendor del café. También se puede mantener dentro de cualquier recipiente hermético.


  • Especial obsesivos. Si quiere extremar aún más el cuidado de su café, una vez metido en un recipiente hermético, ponga film tranparente en contacto directo con él y pegado a las paredes internas del bote. Servirá para separar el aire del café.


Ahora sí, ya sabes. La magia empieza desde muy temprano, con el primer café. En tu casa podés hacer el mejor del mundo, poné en práctica las sugerencias y disfruta el momento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario