Comienza el primer juicio por jurados contra joven acusada de parricidio

Este martes desde las 13:30 dará inicio la primera de las tres audiencias contra una joven olavarriense de 20 años acusada de asesinar de una puñalada a su padre en febrero de 2014. Será el primer caso en el Departamento Judicial de Azul a juzgarse bajo la modalidad de jurados populares.

Este martes por la tarde dará inicio, en los Tribunales de Azul, el primer juicio por Jurados de la región desde la sanción de Ley en la Provincia de Buenos Aires que permite a un grupo de ciudadanos -no abogados ni funcionarios judiciales- determinar la culpabilidad o inocencia de acusados por delitos graves.

Al banquillo llegará una joven olavarriense de 20 años, Ayelén Kysilka, quien está acusada de asesinar a su padre de 39, Juan Carlos Kysilka, en una vivienda de calle Guisasola al 2600 en febrero de 2014 y ya se encuentra detenida en el marco de otra causa por robo.


La primera de las tres audiencias previstas para los días 25, 26 y 27 de agosto, comenzará hoy martes desde las 13:30 en el Tribunal Oral en lo Criminal Número 1 de Azul, representado, de manera unipersonal, por el juez Gustavo Borghi.

En primer lugar se escucharán los alegatos iniciales del Fiscal de Juicio, Dr. Martín Pizzolo, encargado de llevar a cabo la acusación y del abogado defensor de la acusada, Dr. Martín Marcelli.

Allí los letrados le hablarán al jurado integrado por 12 personas, elegidas tras un sorteo a realizarse desde las 08:00 de la mañana de este martes entre todos los preseleccionados. De dicho sorteo saldrán los 12 jurados titulares más 6 suplentes.

Por tratarse de un crimen donde pesará una acusación que implicará un pedido de prisión perpetua- Kysilka llega imputada por "Homicidio agravado por relación de parentesco"- el jurado deberá establecer por voto unánime la culpabilidad de la imputada para que la joven resulte condenada (para el resto de los casos, el acuerdo de al menos diez de sus miembros).

En caso de no haber acuerdo, el Tribunal debe votar tres veces antes de que se considere que el proceso está estancado. Si no hay consenso, se absolverá al acusado y se convocará a un nuevo juicio con un nuevo jurado. Luego será el juez quien redacte la sentencia y establezca la graduación de la pena.

La decisión se considera "en nombre del pueblo" y por ello es irrevocable cuando se resuelve la inocencia de la persona, quien automáticamente recupera su libertad.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario