Colectivo atropelló a personas que acampaban en Plaza de mayo

Un interno de la línea 91 se subió a la vereda y embistió a varias personas, entre ellas a tres militantes de la agrupación Tupac Amaru que piden por la liberación de Milagro Sala.

Un colectivo de la línea 91 se subió esta tarde a la vereda de la Plaza de Mayo y atropelló a siete personas, tres de las cuales participaban del acampe que mantiene la agrupación Tupac Amaru en reclamo de la liberación de Milagro Sala.

Según testigos, el colectivo venía a toda velocidad y su conductor perdió el control del vehículo. El SAME confirmó que los heridos son siete heridos, ninguno de gravedad.

Mirtha, una pasajera del colectivo desmintió sin embargo que el colectivo viniera a mucha velocidad: "No iba rápido. Recién salía de la parada. No sé cómo fue que atropelló a la primera mujer, pero ahí el chofer se asustó, volanteó y atropelló a la segunda. Después siguió de largo y se metió en la plaza".

"Eramos tres personas adentro. Cuando se frenó el colectivo no podíamos bajar porque todos vinieron corriendo a querer romper todo el colectivo. Además, el chofer no podía abrir la puerta. Cuando pudo quiso salir corriendo", relató la mujer.

El diputado del Frente para la Victoria Juan Cabandié se acercó al lugar y le tomó datos a los testigos. "Hable con dos testigos que estaban en la unidad, trabajadores del Cabildo que estaban en el balcón y escucharon el primer golpe y la entrada en la plaza y me dicen que la unidad no frenó. Y cuando uno ve las imágenes y el asfalto no ve signos de frenada. No hay signos de frenada", agregó.

También aseguró que tres de los heridos pertenecen a La Cámpora de Florencio Varela. "Hay una persona en el Rivadavia, tres personas en el Argerich y tres en el Fernández. Al chofer la policía lo llevó al patrullero. Había tres pasajeros en el colectivo. Uno de ellos nos contó lo que vio, estaba sacando el boleto cuando ocurrió", dijo.

Y agregó: "Las tres personas que estaban en el acampe están fuera de peligro. Fueron sólo golpes", sostuvo.

Fuente: La Nación

Notas Relacionadas

Deja tu comentario