Coimas en la Unidad 2: se pronunció la Comisión provincial por la Memoria

Mediante un documento señalaron que la investigación se originó por una denuncia realizada desde el organismo de Derechos Humanos. La Comisión manifestó su acompañamiento a "las actuaciones de Lucas Moyano y de Viviana Beytía". Diferenciaron la postura de los funcionarios locales de otros actores judiciales: "frente a este tipo de denuncias, el accionar habitual de la justicia fue no investigarlas" advirtieron.

La Comisión Provincial por la Memoria se pronunció sobre la investigación que se lleva a cabo en Olavarría por el presunto cobro de coimas de agentes penitenciarios a cambio de mejorar sus condiciones de alojamiento a un interno en la Unidad 2 de Sierra Chica.

La organización de Derechos Humanos confirmó que la investigación se originó por una denuncia realizada desde la propia Comisión ante la Ayudantía Fiscal de Delitos Intracarcelarios y respaldó las actuaciones de las autoridades judiciales locales.

Mencionaron que los datos han sido "aportados por personas detenidas en la Unidad Nº2 de Sierra Chica" que derivaron en un allanamiento "donde fueron encontrados una serie de elementos de prueba muy precisos, claros y contundentes".

Frente a las repercusiones públicas del caso y los debates generados en torno al accionar de la justicia, la CPM manifestó su apoyo "a las actuaciones de Lucas Moyano y de Viviana Beytía".

Agregaron que "durante más de diez años, como organismo de control y monitoreo de los lugares de encierro en la provincia de Buenos Aires, la CPM ha constatado cómo los hechos de corrupción constituyen prácticas extendidas y sistemáticas dentro del SPB" y consideraron que "son parte esencial en el agravamiento de las condiciones de encierro y la vulneración de los derechos humanos de las personas detenidas".

En este contexto, valoraron la intervención de los agentes fiscales locales ya que, dijeron "frente a este tipo de denuncias, el accionar habitual de la justicia fue no investigarlas".

Para la entidad presidida por el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, los delitos de corrupción dentro del SPB "atentan contra la adecuada alimentación, el acceso a la salud, las óptimas condiciones de infraestructura y un régimen de vida digno. Todos estos elementos, en la medida que se niegan o restringen, se constituyen en prácticas de tortura y malos tratos" plantearon.

Del mismo modo, consideraron imperioso "fortalecer las políticas de investigación y sanción hacia adentro de la institución penitenciaria, promoviendo una participación activa y efectiva, como en este caso, de la Subsecretaria de Control Penitenciario y Gestión Institucional (o Asuntos Internos) del Ministerio de Justicia de la Provincia".

Los agentes penitenciarios son funcionarios públicos, por lo tanto los delitos que cometen no son privados.

La CPM realizó además una presentación a la Procuradora General de Provincia, María del Carmen Falbo, para apoyar la acción de la justicia en el caso y pedir el apoyo institucional para la investigación en curso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario