Cómo reciclar un patio urbano con bajo presupuesto

La diseñadora Bárbara Regueral muestra las numerosas alternativas con las que contamos a la hora de reformar este ambiente y aprovechar el espacio de aire libre, sin gastar tanto.


---------------------------------

Si querés sacar lo mejor del verano, acá te contamos algunos secretos para que aproveches tu espacio al aire libre y no gastes tanto.

Oscuros, tristes, antiguos, ruidosos…Un espacio muy poco desalentador para incorporarlo a nuestras vidas cotidianas. Sin embargo, dependiendo de las características del espacio y nuestro presupuesto, hay varias alternativas para recuperarlo. El tamaño, la iluminación, las vistas laterales, la antigüedad son los elementos a tener en cuenta para reciclarlo.
Lo primero que debemos observar es el tipo de piso que tenemos. En general, los patios de casas antiguas suelen tener mosaicos calcáreos o graníticos y un poco pasados de moda. Para eliminar esa sensación vetusta tenemos varias opciones que cualquier cambio de cerámico o material:

1 - Podemos pintar el piso con sellador para pisos que, aunque es aislante hidrófugo, nos permite dar color (terrarcota-verde-gris) y es bastante resistente.

2 - Podemos cubrirlo con césped sintético, posibilidad no tan canchera pero colorida y bastante resistente.

3- También se puede cubrir el piso con baldosones de deck de palo santo u otra madera resistente que viene de 42 cm x 42 cm . Lo interesante de este sistema es que podemos colocarlos nosotros mismos ya que se apoyan directamente sobre el piso. Las planchas cuentan con una patitas que permiten la circulación del aire y del agua.





En segundo lugar, tenemos que tener en cuenta el estado de las paredes perimetrales del patio. Si están en buen estado, con dos manos de pintura Duralba impermeable para muros o Plavicón frente o Loxon para exteriores.

Si la pared no se encuentra en buen estado, presenta grietas, descascaramientos o humedades, vamos a tener que contratar a algún especialista para que realice un arreglo adecuado.





Si no podemos pagar este trabajo podremos hacer lo siguiente:

1 - Arreglamos con enduido para exterior, lijamos y pintamos (hay pinturas antihongos y aislantes)

2 - Podemos utilizar paneles de Treillage (cuadrículas de madera) que bien barnizadas cubren las superficies que queramos dándole un toque rústico.

3 - Podemos utilizar bambúes que se compran por unidad o en cantidad conformando una suerte de reja de bambú (no es muy económico pero que logra generar un espacio más exótico).

4 - Finalmente, si somos audaces, podemos copiar una imagen sencilla que nos gusta y logara crear una suerte de trompe l’oeil casero, sin necesidad de recurrir a un especialista. Y sino, podemos pintar las paredes de colores audaces y contrastantes (al estilo mexicano)





El tercer punto a tener en cuenta, de suma importancia, es la iluminación. Existen gran variedad de artefactos en el mercado y su elección dependerá obviamente de nuestro presupuesto. Los hay desde (tortugas de pared) hasta faroles clásicos, estacas verticales, apliques de brazos cilíndricos, modernos, clásicos reflectores para focalizar y artefactos que se cargan con luz solar. Particularmente preferimos la luz dirigida para crear una atmósfera más particular y cálida.

En cuarto lugar debemos pensar en el equipamiento del patio. Es interesante utilizar maceteros de cemento, que le dan un touch minimalista y moderno al ambiente. Hay de todos los tamaños, pero las jardineras de 60 x 30 x30 cm y los cubos de 40x 40 cm son los más prácticos.





Se pueden utilizar piedras redondas de río u otras más pequeñas para rellenar los espacios que nos quedan, si utilizamos el deck de madera de cuadrados y las macetas.También está la posibilidad de comprar plantas, como la caña de la India o papiros, pero su elección dependerá de la luminosidad del patio.

Podemos completar el equipamiento con una sombrilla de lona lisa grande con la elección de mesas y sillas de acuerdo a nuestro presupuesto. Existen en el mercado sillas (plásticas blancas comunes), de lona y metal, de aluminio plateadas, de madera, de esterilla sintética e infinidad de otras posibilidades. Para la mesa, hay de vidrio y metal y de otros materiales (madera, plástico, aluminio, etc).

No debemos olvidar que también podemos encontrar en algún mercado de pulgas o en ferias de fin de semana, algún conjunto de hierro forjado que podemos pintar a nuestro gusto.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario