Ce.A.T: cinco años de incansable trabajo

La organización dedicada a la atención de chicos de cero a tres años con trastornos en su desarrollo o que presenten riesgo de padecerlos cumple este viernes cinco años de vida.

El Centro de Atención Temprana Nº1 (Ce.A.T) cumple este viernes cinco años de vida gracias al trabajo incansable de sus profesionales.

Con sede en calle Lamadrid 3056, la entidad educativa se especializa en la atención temprana es el conjunto de intervenciones dirigidas a niños de 0-3 años, sus familia y al entorno.

La institución pretende dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con dificultades en el desarrollo (lenguaje, motriz, vincular, socialización, etc.) o que tienen riesgo de padecerlo.

El Ce.A.T es una organización educativa oficial y gratuita conformada por un equipo transdisciplinario: Directora, Asistente Educacional, Asistente Social, Fonoaudióloga, Terapista Ocupacional y Maestras Estimuladoras.

Las actividades se centran en la práctica preventiva y educativa con el fin de concretar un ambiente humano y físico que promueva el desarrollo de las potencialidades del sujeto (tanto al niño pequeño como al grupo familiar y a los adultos con los que el niño se relaciona cotidianamente).

Las familias llegan al Ce.A.T. por derivación de pediatras, neurólogos, fonoaudiólogos, kinesiólogos, terapistas ocupacionales, etc., por inquietud de docentes de jardines maternales que observan algunas dificultades en el niño o por decisión de la propia familia buscando acompañamiento y orientación en la crianza de sus hijos.

La forma de atención es en modo directa en la sede con sesiones individuales con el niño y el adulto significativo, organizando estrategias de intervención en forma conjunta, privilegiando el vínculo parental para asegurar las mejores condiciones para la crianza.

La atención en domicilio en casos de bebés si así lo requieran, relacionadas con la prevención, detección y atención directa en diversos Centros Municipales de Salud, Jardines Maternales Municipales y Privados y en el Hogar Namasté (a través de un convenio con la Municipalidad).

La intervención se orienta a fortalecer, asesorar y acompañar a los adultos encargados del cuidado del niño, sean estos familiares directos (padres, abuelos, tíos) o terceras personas (cuidadoras, maestras jardineras, etc.) creando un dispositivo espacial en el cual el niño despliega diversas actividades en forma libre y auto inducida. En este sentido, los objetos y el espacio, operan como fuente estimuladora y motivadora de la actividad fomentando el Respeto, la Autonomía y Seguridad Afectiva.

La implicación directa de la familia en el trabajo, el tratamiento de sus expectativas, necesidades, propuestas y demandas, le permitirá disfrutar en su vida cotidiana de los logros que se produzcan y de una relación afectiva más rica y variada.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario