Caso Ovejero: "Nos tenemos que encontrar con el que mató a mi hijo"

Dijo Iris Arce, la mamá de Agustín, un chico de 15 años que perdió la vida en octubre del 2014. Este lunes comienza en los Tribunales de Azul el juicio en el que está imputado como autor del hecho, Matías Galván. Una familia devastada pide justicia.

En la casa de los Ovejero, la familia que perdió un hijo en el año 2014 a raíz de un accidente de tránsito, se realizó en la tarde de este miércoles, una conferencia de prensa para "recordarles la fecha del juicio, el 18 de abril, ahora, el lunes que viene", comenzó diciendo la madre, Iris Arce -refente también del barrio "Matadero".


Acompañada a su izquierda por el padre de Agustín, José Luis y el abogado Gustavo Scotto, Iris buscó un rollo de papel de cocina para secarse las lágrimas que evidentemente iban a empezar a rodar. "Es una situación muy difícil para mí, para mi familia, son estos últimos momentos duros que hay que seguir afrontando y esta lucha que fue de menos de un año" indicó.


DSC_0166.JPG
Scotto dijo que buscan la pena máxima que estipula el código, cinco años. <br>
Scotto dijo que buscan la pena máxima que estipula el código, cinco años.

Y siguió "yo quiero que la gente a la que le pasa algo como a nosotros, que luche, que vaya y golpee a Fiscalía, que se haga escuchar, que tengan paciencia porque van a salir a flote los juicios. Eso fue lo que hice yo cada día, fue lo que me tuvo en pie hasta ahora y mantener mi famialia, porque es muy duro, porque yo perdí un hijo, no es fácil seguir".


Él es un asesino para mí, para nuestra familia. Los asesinos tienen que estar en la cárcel, para la sociedad no sirven.


Frente a las cámaras y micrófonos, una madre exponía su dolor más profundo. Estaban además amigos y el resto de la familia detrás, apoyando como siempre.

De cara al próximo lunes, donde en los Tribunales de Azul se desarrollará el juicio por la muerte de Agustín, Iris reconoció que "llega un momento que creo que va a ser muy duro, ver estas cosas, porque nos tenemos que encontrar con el que mató a mi hijo".


Agustín murió en la intersección de la Avenida Trabajadores y la calle Guisasola, donde se pintó una estrella amarilla en su memoria.


DSC_0157.JPG
Una madre quebrada se prepara para ver de frente, al imputado por la muerte de su hijo. <br>
Una madre quebrada se prepara para ver de frente, al imputado por la muerte de su hijo.

El Doctor Scotto, a su turno indicó que "las penas que uno puede llegar a esperar en este tipo de delitos es muy baja y sabemos perfectamente que existe la posibilidad de que él muy pronto este en la calle manejando (...) entonces todo ese tipo de cosas es difícil de digerir", y enfatizó mientras los padres se mordían las labios y se secaban las lágrimas, "esto tiene un final y tal vez no sea el esperado por todos, no sea el esperado tal vez tampoco por la sociedad".


Fue realmente un Homicidio Culposo Agravado por las condiciones de la persona que lo llevó adelante, dijo Scotto.


El magistrado además contó que "no estamos hablando de un Homicidio Culposo como un accidente donde se podría haber evitado con un mínimo de precaución. Esta persona venía alcoholizada, dobló en contramano (...) no fue un hecho simple, fue realmente un homicidio culposo agravado por las condiciones de la persona que lo llevó adelante, por la actitud que tuvo al momento de golpearlo y la desaprensión de irse del lugar del hecho sin tan siquiera llamar a alguien para ayudarlo".


Sobre el final, el abogado indicó que buscan la pena máxima que estipula el código y agregó "con la condena nadie va a quedar contento (...) son cinco años".


DSC_0178.JPG
Agustín tenía 15 años. <br>
Agustín tenía 15 años.

Al cumplirse el primer aniversario de su muerte, y dentro de ese movimiento constante que realizaron familiares y amigos de Agustín para que su muerte no quedara en el olvido, marcharon pidiendo justicia. Justicia que quizá, de algún modo, llegué a partir de este lunes en el juicio que comenzará a partir de las 9 horas, en la ciudad de Azul.


Mientras tanto, Iris acariciaba la foto de su hijo que estaba sobre la mesa. Fue el turno del padre entonces, José Luis, quien empezó a hablar y en el transcurso, su voz se resquebrajaba. "Yo sé que él -el imputado por la muerte de Agustín- ha querido contactarse con nosotros, y yo estuve con él cara a cara (...) me abrazó y lloraba, y le dije 'ese dolor que usted siente ahora, ese dolor lo sentimos nosotros cuando encontramos a mi hijo muerto', porque lo encontramos muerto. (...) que no venga a decir que él es inocente, yo lo único que le digo a los jueces, es que piensen que era un nene, era un chico de 15 años, tenía toda una vida por delante Agustín. Mi hijo era lo más preciado que yo tenía en la vida y me lo sacaron", dijo casi sin voz y mordiéndose los labios de dolor. El silencio inundó la casa donde esta familia convive con la ausencia de Agustín. El lunes comienza el juicio y se espera que se llegue a un dictamen en pocas jornadas.


DSC_0167.JPG
José Luis, la entereza de un padre que perdió " src="http://www.infoeme.com//adjuntos/180/imagenes/000/614/0000614406.JPG?2016-04-13-21-58-39">
José Luis, la entereza de un padre que perdió "lo más preciado".


Una familia quebrada que revive el momento que encontraron muerto a Agustín. "Lo mató y lo dejó tirado. Él es un asesino para mí, para nuestra familia. Los asesinos tienen que estar en la cárcel, para la sociedad no sirven", fueron las últimas palabras que se escucharon en la boca del padre, mientras Iris lo agarraba del brazo.




José Luis Ovejero, el papá del chico de 15 años que perdió la vida en el 2014, visiblemente quebrado dijo

Matías Galván.

Fuente:

Deja tu comentario

Las más Leídas en Infoeme