Boca es el nuevo campeón del fútbol argentino

El "Xeneize" venció 1-0 a Tigre con gol de Fabián Monzón en el primer tiempo y ratificó que fue el mejor del Torneo Largo 2015. Ganó el título local tras casi cuatro años.

Fueron tres años, 10 meses y 25 días de espera de un título local pero todo ese tiempo quedó atrás. Boca es el ganador del Campeonato de Primera División 2015, el largo torneo del fútbol argentino que lo consagra como el mejor una fecha antes del final por el triunfo que logró ante Tigre por 1-0 en la Bombonera con gol de Fabián Monzón, pero también por lo hecho en las 28 fechas anteriores en las que logró sostenerse incluso en los momentos más difíciles.

El elenco de la ribera no lograba obtener el título local desde el Apertura 2011, cuando se consagró campeón invicto de la mano de Julio César Falcioni.

En el medio, y de la mano del Emperador, había obtenido la Copa Argentina 2012, torneo del que ahora deberá disputar la final el próximo miércoles ante Rosario Central.

Con el resultado ante Tigre y a una fecha del final, Boca alcanzó los 64 puntos, seis más que San Lorenzo, que derrotó a Temperley, y ocho más que Rosario Central, que cayó en su visita a Banfield.

En cuanto al partido, el local manejó la pelota en los primeros minutos, pero llegaba hasta tres cuartos de cancha, donde su juego se diluía ante la firme línea defensiva del conjunto de Victoria.

A los 8 minutos, el uruguayo Rolín encontró un rebote tras un córner, pero su remate de zurda salió débil y fue controlado sin inconvenientes por García.

En 15 minutos, Tigre avisó con un contragolpe que agarró mal parado al fondo local, pero Rolín logró cortar con lo justo a Luna, luego de que González había superado a Tobio.

Los minutos pasaban, Tigre de a poco adelantaba sus líneas y planteaba la pelea en la mitad de la cancha, donde ambos perdían y ganaban por igual, siempre lejos de los arcos.

Cuando se jugaban 23 minutos, los hinchas boquenses, anoticiados del primer gol de Banfield, buscaron levantar a sus futbolistas con renovados gritos y cánticos de aliento.

Sin embargo, no se produjo el efecto contagio y los jugadores locales seguían imprecisos, chocando contra la férrea defensa de sus rivales.

Cuando la primera etapa llegaba a su fin y el marcador parecía inquebrantable, Monzón le ganó a su marca en un córner ejecutado por Lodeiro desde la izquierda, se elevó y con un certero cabezazo puso el 1 a 0.

Apenas iniciado el complemento, Tigre intentó jugar unos metros más arriba, pero su juego ofensivo era deslucido y no logró inquietar a la defensa local.

El adelantamiento del Matador hizo que Boca encontrara un poco más de espacio, y en apenas cinco minutos contó una clara chance, pero Lodeiro, solo y con todo el arco de frente, desvió su zurdazo, tras ser habilitado por Tevez.

Tres minutos más tarde, Rolín salió a destiempo a cortar un pelotazo largo de García desde el fondo visitante, pero González se apuró a rematar y lo hizo muy mal.

En los siguientes minutos abundaron las imprecisiones, el partido se hizo friccionado y el juego se vio cortado por numerosas infracciones de ambos lados.

A los 17 minutos Boca contó con otra posibilidad, cuando Calleri quiso definir con un lujo, pero pifió la rabona, derivando la pelota en Tevez, quien fue bloqueado en el área chica por Blengio.

Seis minutos más tarde, Lodeiro ejecutó un tiro libre desde la derecha y su zurdazo pegó en el ángulo superior izquierdo.

Con el marcador adverso y ante el limitado juego de sus dirigidos, el técnico visitante, Gustavo Alfaro, realizó variantes ofensivas buscando aunque sea la igualdad.

Esto llevó a Tigre a jugar más tiempo en campo rival, pero apenas pudo inquietar con tiro de esquina que logró cabecear Blengio, aunque su testazo se fue por arriba del travesaño.

Fuente: Infobae

Notas Relacionadas

Deja tu comentario