Beneficiarios de Procrear en incertidumbre y preocupación

Salieron sorteados en febrero de 2015 en los lotes del Barrio Pickelado. A partir de entonces realizaron todos los trámites correspondientes y el crédito fue aprobado en el mes de Octubre. Denuncian que desde el Banco Hipotecario de Tandil les "dijeron que en 15 días un escribano se comunicaría con nosotros y ya pasaron casi 90". Incertidumbre por respuestas que no llegan, materiales de construcción que aumentan y el sueño de la casa propia que se aleja.


A casi un año del comienzo del sueño de la casa propia, hoy esa ilusión se va desvaneciendo en, al menos, unas 30 familias que por estas horas - y desde hace un tiempo - viven con la incertidumbre de "no saber que va a pasar".

Sucede que en el mes de febrero de 2015, 175 personas fueron beneficiadas en el sorteo de Procrear (al que asistió el entonces titular de la ANSES Diego Bossio) para comenzar la construcción de su casa en los lotes del Barrio Pickelado.

Al día de hoy, hay unas 30 familias que tienen el trámite "trabado", sin respuestas y con la preocupación de no poder concretar el proyecto del propio hogar.

Matías Andrés Horn, uno de los implicados, relató a Infoeme el paso a paso de cómo se dio esta situación.

"Como los terrenos en los que salimos sorteados son de ANSES, entran dentro del préstamo que nosotros pedimos. El trámite fue avanzando lentamente hasta Octubre, fecha en la que a la mayoría nos aprobaron el crédito. Pero a partir de allí que firmamos todo, nos dijeron 'en 15 días te llaman de la escribanía', y hace 90 días que no tenemos noticias", dijo.

Matías explicó que luego de pasados los 15 días comenzaron a comunicarse con el Banco Hipotecario de Tandil, responsable de este último tramo del trámite porque "es sólo firmar la escritura para poder empezar a construir".

"Mandamos mails al Banco Hipotecario y no nos dan respuestas. El problema es que somos al menos 30 que estamos en esta situación, y nos responden siempre lo mismo, que tenemos que esperar que el escribano nos llame, que es alguien de Tandil. Incluso hemos llamado a todas las escribanías que hay en Tandil y ellos no saben nada".

Por otra parte subrayó que "acá hablamos en la Municipalidad, pero nos dicen que ellos no saben nada porque como son los terrenos de ANSES, ellos no tienen nada que ver y no pueden hacer nada. Igual pedimos a Galli si nos puede ayudar o dar una mano con eso, o ver si se puede hacer algo".

Además de la incertidumbre de no saber cómo sigue la situación, lo preocupante para Matías y todos los beneficiarios es "el aumento de los costos de los materiales de construcción es la mayor complicación, porque si los hubiéramos comprado en noviembre era otra cosa, ahora aumentó todo un 30 o 40% y es mucha plata".

"El tema es el aumento de precios más que nada. Porque nos falta firmar y listo. Pero estamos en una incertidumbre terrible, y ahora en febrero se cumple un año del sorteo. Hemos mandado mails y a todos les contestan que no saben, que hay que esperar que nos llame un escribano. Es un detalle, pero a nosotros nos está matando. Y con la incertidumbre de no saber que pasa. Pero sigue pasando el tiempo", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario