"Ayudamos a 29 escuelas públicas en dos años"

Lo dijo el teniente coronel Gustavo Sivori, quien desde el 13 de diciembre dejará de ser el jefe del regimiento local para cumplir funciones en la Escuela de caballería de Campo de Mayo. El militar logro en poco tiempo abrir las puertas del regimiento a la comunidad. En diálogo con infoeme hablo de la fuerza y su rol en la comunidad. Dijo además, que “el ejército de hoy es todo, es el de San Martín pero también el de los errores del pasado.

-----------------------------

Jorge Scotton / infoeme

En los primeros días del mes de diciembre, el teniente coronel Gustavo Sívori, dejará de ser el jefe de la Guarnición Ejercito Olavarría, cumplirá funciones en la escuela de caballería de Campo de Mayo. La gestión del militar en nuestra ciudad quedó marcada por la apertura de la fuerza en la participación comunitaria a través de ayuda a escuelas y otras instituciones, como así también a la organización de eventos deportivos y participación en fiestas populares.

Sívori, nacido en Carlos Casares, provincia de Buenos Aires, se arraigó mucho en nuestra ciudad, él se autodefine como “un olavarrienses”. Pero además, repite en estos días de despedida que no tiene más que agradecimiento para Olavarría y su gente.

En diálogo con infoeme dijo que, “fueron dos años intensos, no conocía Olavarría a pesar que soy de Carlos Casares. Me encontré con una ciudad que es el emblema del centro de la provincia. Es una ciudad ordenada, con la gente amable. Yo la pase muy bien.”

“Nosotros los militares somos hijos de casi todos lados, anduve por casi todo el país por los diferentes destinos.”



Pero aun así reflexionó, “uno tiene una visión donde puede comparar las ciudades. Esta es una ciudad amplia, limpia, segura, a pesar que uno ve que pasan cosas, pero hay que remitirse al conurbano y uno se da cuenta.”

El ejército y la comunidad

Sívori dijo que, “el ejercito tiene como política institucional, de acercarse a la gente, aunque a mi no me gusta decirlo así. Porque el ejército es de todos, es del estado nacional, yo soy un mero administrador. Yo fui designado por el estado nacional para administrarlo pero en realidad la gente debe entender que es de todos porque lo pagamos todos.”

Pero además agregó que, “estoy convencido, amen que el ejército tiene una política de apertura, que es la solución a que nos encontremos a que hablemos a que nos conozcamos. Solo se quiere lo que se conoce.”

“Mi trabajo es prepararme para la guerra, nadie esta preparado al 100 % para una guerra. Nadie, ni siquiera el mejor ejercito del mundo está preparado para una guerra. Y después estar al lado de la gente cuando la gente tiene necesidad, porque en definitiva el ejército es el estado.”

Por eso Sívori recordó que la fuerza asiste en apoyo humanitario, cuando hay desastres naturales, o en este momento la custodia de la frontera norte. “Se trata de hacer una política integral para abarcar varios aspectos sin reemplazar a otros organismos del estado, sino ayudándolos.”



“En Olavarría en estos dos años ayudamos a 29 escuelas públicas. Mi trabajo no es pintar escuelas, ahora todos los que estudiamos en escuelas publicas, los que sentimos que la educación es el camino no podemos cerrar los ojos cuando un chico tiene la necesidad de un aula en condiciones. Todo pasa por ahí, por el compromiso. Cuando uno se compromete tiene que participar y hacer cosas. Cuando miramos para otro lado nos fue mal,” reflexionó.

Como ve la gente al ejercito

El jefe del regimiento dijo que, “la gente tiene que conocer al ejército e involucrarse, cuando uno conoce e involucra, quiere o no quiere las cosas. Es muy difícil cambiar puntos de vista del ejército cuando le ponemos un prisma adelante, o lo vemos a través de un paradigma. El ejército de hoy es todo, es el de San Martín pero también el de los errores del pasado. Hay que hacerse cargo de eso, aceptarlo, cambiarlo, y mostrar un ejercito que con sus limitaciones puede ser altamente profesional y aparte estar al lado de la gente.”

Pero además agregó, “creo que hemos avanzado muchísimo en los últimos años en la visión de la gente del ejército. Es un trabajo constante. Es como el prestigio, se trabaja todos los días, ahora ante una acción negativa, ese prestigio se termina. Estamos mejor posicionados ante la sociedad que hace unos años.”



Sívorí habló del regimiento local, dijo que, “este es un regimiento fantástico, porque es un regimiento muy potente: acá hay tanques, que es la columna vertebral de cualquier ejército. Tiene muy buenas instalaciones, hechas a partir del año 1942, que son de la época que la argentina construía cosas para siempre.”

“Tiene gente adiestrada, es una buena unidad, un buen regimiento y tiene reacción. Digo que tiene reacción porque en el desastre de las inundaciones de La Plata a las 24 horas éramos 17 vehículos y 150 personas ayudando a la gente en esa ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario