Australia anunció matanza de gatos

Una dura decisión tomó el gobierno australiano ante la alta población de gatos domésticos viviendo de forma salvaje. En cinco años, se juraron eliminar 2 millones de felinos. El arguemento parte de la base de hacerlos responsables de la extinción de 27 especies de mamíferos.

Este jueves el anunció del Ministro de Medio Ambiente de Autralia recorrió el mundo. Gregory Andrews, responsable de las especies en peligro, dijo que "no es que no nos gusten los gatos. Solamente que no queremos permitir el daño que hacen a nuestro mundo animal", por ende se decidió que en los próximos cinresponsables de la extinción de 27 especies de mamíferosco años se exterminarán 30 millones de gatos.

La decisión del Gobierno Australiano repercutió en todas las direcciones. 30 millones de gatos lograron poner histérico al gobierno australiano, que anunció un objetivo a cumplir para los próximos cinco años: matar a dos millones de gatos que viven de forma salvaje en el territorio, tal como lo informó Greg Hunt, Ministro de Medio Ambiente.

Según las cifras del gobierno, los gatos fueron responsables de la extinción de 27 especies de mamíferos y amenazan la vida de otras 120.

Serán cinco islas y diez zonas en tierra firme las que serán declaradas "libre de gatos" para que otras especies puedan subsistir con tranquilidad.

La autoridad ha colocado trampas y cebos y también han pedido a las personas que tengan gatos en sus casas no dejarlos salir y castrarlos. La autoridad ha colocado trampas y cebos y también han pedido a las personas que tengan gatos en sus casas no dejarlos salir y castrarlos.El objetivo es matar en los próximos cinco años a dos millones de gatos domésticos (felis catus) que viven de forma salvaje y que en algunos casos llegan a tener un gran tamaño.

Gregory Andrews -responsable de las especies en peligro- pidió también a los dueños de felinos que los castren y no los dejen salir. "No es que no nos gusten los gatos. Solamente que no queremos permitir el daño que hacen a nuestro mundo animal", dijo.

Sin embargo, otro experto, Euan Ritchie, del Instituto de Medio Ambiente de la Universidad de Deakin, señaló que los venenos y trampas no son efectivos. Es mejor utilizar enemigos naturales de los gatos, como los dingos (una especie de lobo) o los demonios de tasmania, recomendó.

Lo interesante del tema es que todavía no se plantearon las causas para evitar las matanzas, que a pesar de ser un hecho conmovedor y hasta falto de soluciones, llega al extremo con la medida. Y la pregunta vuelve a ser, ¿quién decide quien vive o quién muere?, ¿por qué se salvan esas especies y se matan 2 millones de gatos?, ¿por qué se llegó a tener 2 millones de gatos salvajes?, ¿no hay otra manera de solucionar la problemática, que matando?, y pensar que son considerado seres sagrados por otras culturas.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario