Aprueban suba de tasa rural y a canteras tras un debate caliente

El oficialismo aceptó modificaciones propuestas por el radicalismo al proyecto original para adecuar las tasas de servicios rurales, documentos por transacciones o movimientos de ganado y la tasa de explotación de canteras en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. El interbloque FPV votó en contra de las adecuaciones y denunció que los cambios en la ordenanza sin pase a comisión interna eran una acción “ilegal" e “inconstitucional". Seguidamente fue aprobado el Presupuesto gracias al voto doble de la Presidencia.

-------------------------
Este jueves fueron aprobados en el Concejo Deliberante el presupuesto 2015 y el incremento de tasas en los servicios rurales, documentos para certificación y documentación de ganado y la tasa de explotación de canteras.

La suba de tasas- producto de modificaciones en la Ordenanza Fiscal e Impositiva - fue sancionada por la Asamblea de concejales y Mayores Contribuyentes, tras casi tres horas de debate y con final escandaloso, producto de discusiones y fuertes críticas lanzadas por el interbloque del Frente para la Victoria, que a través del concejal Federico Aguilera, denunció que los cambios en la ordenanza sin pase a comisión interna eran una acción “ilegal” e “inconstitucional”.





El oficialismo finalmente aceptó modificaciones propuestas por el radicalismo – FAUNEN- al proyecto original para adecuar las tasas, aunque rechazó un artículo que buscaba impedir al Intendente la facultad de modificar “hasta un 20% las alícuotas”.

La presentación del proyecto de modificación de la Fiscal e Impositiva fue realizada por el concejal del Frente Renovador Germán Aramburu, quien propuso una adecuación en alícuotas en documentos por transacciones o movimientos ganado bovino, ovino y vacuno; tasa general de servicios generales rurales - de dos a tres pesos por hectárea por la tasa vial (caminos rurales)- y un incremento de la tasa de explotación de canteras .


Seguidamente el concejal del PJ Sergio Milesi, se anticipó a la discusión del Presupuesto y expuso un detallado análisis del ejercicio 2015 para argumentar que “no es necesario ningún aumento de tasas” y defender la campaña pública mediante volantes con el fin de “alertar al vecindario” y evitar que ocurrieran “aumentos como en años anteriores”.




Destacó “el incremento de fondos de coparticipación” enviados por parte de la Provincia y sostuvo que la reforma a la tasa rural y el tributo a las canteras es “regresiva porque graba por igual a las pequeñas caleras y a las grandes cementeras cuando los que más ganan deberían pagar más” (en referencia a las empresas cementeras que explotan la piedra caliza y que no sufren incrementos).

Expresó que a partir de lo recaudado por el impuesto a la piedra Olavarría tiene uno de los diez presupuestos más altos del país pero sostuvo que “paradójicamente la obra más importante para el 2015 – de unos 24 millones- es asfaltar el camino de acceso a la fábrica L’ Amalí- y comparó con las “obras cero” para obras de cloacas o agua potable (desde el bloque oficialista más tarde se informó a los medios que existe un convenio para que la obra la financie la cementera y adelante unos 16 millones que el Municipio devolverá a valores históricos y sin intereses a un año).

“Se trata de ver cuáles son las prioridades de esta gestión, es un problema aplicación. No es un aumento al campo o a la minería es otro manotazo al bolsillo de los habitantes de Olavarría, una vergüenza” sentenció para anticipar su voto negativo.






El bloque Faunen propuso una serie de reformas a la ordenanza que fueron aceptadas por el Frente Renovador.
Respecto a la Tasa de explotación de canteras consideraron que se trata de un “derecho o resarcimiento por el daño del suelo producto de la extracción de recursos no renovables” pero exigieron que el valor sea calculado de acuerdo a la clasificación de empresas del Ministerio de Economía de la Provincia- y que “el 35% de los recursos recaudados sean destinados a obras en las localidades”, más un control de las declaraciones juradas de las empresas.

Sobre las adecuaciones en las alícuotas en documentos por transacciones o movimientos al ganado bovino, ovino y vacuno propusieron valores por debajo de la propuesta del eseverrismo y en relación con la Tasa general de servicios rurales- y tras conocer la mirada del sector- pidieron que los fondos “serán afectados íntegramente a la mantención y arreglo de caminos rurales, obras y desarrollo turístico” entre otros aspectos.


A la hora de la votación en general, el debate se desvirtuó y hubo fuertes cruces entre los concejales, que continuó durante el cuarto intermedio una vez aprobado el proyecto.

Ediles del PJ cuestionaron el cierre del debate, la moción que se estaba votando y los cambios en la ordenanza presentados por el radicalismo sin pase a comisión interna eran una acción “ilegal” e “inconstitucional”.




Las modificaciones fueron aprobadas con el voto del eseverrismo, el bloque Néstor Vive y FAUNEN a excepción del Artículo 3, que fue rechazado por el Frente Renovador. El PJ, FPV, Peronismo FPV e Integración peronista FPV votaron en contra de la ordenanza.

Tras la acalorada discusión llegó el turno de la sesión especial para tratar el Presupuesto. La concejal Liliana Rizzonelli fue la encargada de presentar y detallar los puntos centrales del cálculo de Recursos y Presupuesto de gasto para el próximo año estimado en 763 millones de pesos.



Por su parte, el concejal Ernesto Cladera (UCR) analizó la estimación oficial y remarcó que mayoritariamente está destinado a “gastos corrientes” y que las obras son “modestísimas”. Cuestionó duramente los recursos asignados al Centro de Monitoreo Municipal: “estamos tirando la plata, cierren ese boliche que no sirve para nada” dijo y manifestó que “por primer vez en muchos años voy a votar en contra de un presupuesto” advirtió.

El presupuesto resultó aprobado con el voto doble de Presidencia.










Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario