Anunciaron aumentos para contener a los policías bonaerenses

De acuerdo a los anuncios realizados este mismo sábado, la Provincia hará efectiva una recomposición salarial para la fuerza. Serán unos 700 pesos retroactivos a septiembre aunque buscan otros beneficios. Scioli necesitaría el auxilio de la Nación. Aseguran que el conflicto en Olavarría apuró las negociaciones.

---------------

Ante el temor que el efecto cascada de los reclamos de las policías provinciales llegue a la provincia de Buenos Aires y tras el conflicto en Olavarría que podía convertirse en el germen en la Provincia, Daniel Scioli decidió otorgar mejoras salariales para los efectivos tanto de la Bonaerense como del Sistema Penitenciario provincial.

El sitio La Política Online reveló que el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, convocó de urgencia a efectivos de la Bonaerense ante la agudización del conflicto con las fuerzas policiales en las provincias del interior.

“La reunión ultra reserva se realizó en la parrilla El Mangrullo, propiedad de Granados, y aunque a todo nivel intentaron desmentirlo, la noticia quedó confirmada este mediodía” informó.

El ministerio Granados anunció que efectivamente hubo una reunión y con representantes del Sindicato de Policías y Penitenciarios (SinPoPe) y constituyeron una mesa de diálogo para analizar la situación salarial.

El encuentro se realizó en la sede de la Departamental La Matanza y participaron todos los subsecretarios de la cartera de Seguridad, como así también la comisión directiva en pleno del sindicato policial, según informó oficialmente el ministerio.

“Con la presencia del secretario general de SinPoPe, José Carranza, los funcionarios analizaron la situación salarial y las posibles mejoras en las condiciones de trabajo y equipamiento”, señala el comunicado.

Hasta ahora, un suboficial con nada menos que 20 años de antigüedad, cobra un básico de $1.300 pesos. Con las bonificaciones ronda los 7.000 y para superar esa cifra tiene que hacer horas extras.

Por eso, esta tarde Granados, junto al jefe de la fuerza, Hugo Matzkin, anunció una recomposición salarial. Con la excusa de presentar un operativo antidrogas en Pilar, Granados anunció que el ítem que los policías cobran por “mantenimiento de uniforme” pasará de 78 pesos a 780 pesos. La medida será retroactiva a septiembre, lo que equivale a 2100 pesos si se suman los tres meses.

Además, según el ministro, desde su llegada se incrementaron las horas Core (una especie de horas extra) en 40 millones de pesos y también hubo beneficios para los traslados en Infantería.

“La idea es ir mejorando sensiblemente los salarios del personal. También la Junta está terminando de analizar los ascensos. Además, como una cosa inédita se abre la junta de Calificaciones en marzo por si alguien quedó sin ascender sin justificación”, dijo el ministro.

Según pudo saber LPO, el incremento salarial de Scioli suma unos 100 millones de pesos mensuales. En el entorno del gobernador aseguran que la Provincia no cuenta con ese dinero pero que se hará un pedido a la Casa Rosada para que Cristina Kirchner tome cartas en el asunto.

Así, el foco de conflicto en la Provincia pareciera ir bajando en tensión ante el riesgo de un acuartelamiento de los policías a días de las Fiestas y con rumores de saqueos en todos los puntos del Conurbano.

El conflicto en Olavarría

Otro de los puntos que preocupaba al Gobierno de Scioli era la situación en Olavarría, ciudad en la que podía encenderse la chispa para un acuartelamiento masivo de bonaerenses.

Los efectivos habían decidido no realizar servicios adicionales, en rechazo a la detención de un efectivo acusado de matar a un hombre.

Los policías iniciaron el reclamo tras enterarse del endurecimiento de la acusación contra el efectivo Juan Coria, quien quedó imputado del delito de doble homicidio agravado por la muerte de Jorge Javier Ortega, un hombre de 33 años que amenazaba suicidarse y que, según los policías, aparentemente habría querido disparar contra los efectivos.

El hecho ocurrió el 11 de noviembre y la familia de Ortega pidió la detención de Coria. El fiscal Martín Pizzolo, responsable de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 5, tenía pensado trasladar al policía a una cárcel bonaerense y allí se desató el conflicto.

Por este tema, Pizzolo también se reunió con las autoridades provinciales y este sábado la Justicia decidió liberar al imputado Coria.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario