Ante la ola de calor, mucha agua y cuidados con alimentos

El Ministerio de Salud de la Provincia reiteró este martes el alerta a toda la población para que extreme los cuidados a raíz del aumento progresivo de las temperaturas a partir del miércoles y hasta el sábado inclusive, con mínimas de 22 grados y máximas de 40, de acuerdo con el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional.

-----------------

A raíz del aumento progresivo de las temperaturas para los próximos días, donde se pronostican mínimas de 22 grados y máximas de 40, el Ministerio de Salud de la Provincia reiteró este martes el alerta a toda la población para que extreme los cuidados.

El titular de la cartera sanitaria, Alejandro Collia, reforzó el llamado a “a la responsabilidad y también al sentido común de todos para implementar las medidas de prevención necesarias a fin de evitar el golpe de calor y los trastornos asociados a las altas temperaturas, como deshidratación o gastroenteritis”.

“El calor extremo afecta a personas de cualquier edad, pero especialmente a ancianos y niños, que son los que menos compensan la pérdida de líquido por la transpiración y la orina, por lo que se debe asegurar una adecuada hidratación de manera permanente, aunque no tengan sed”, explicó el ministro y agregó que “también es muy importante extremar los cuidados con la manipulación y conservación de los alimentos para evitar el síndrome urémico hemolítico, la salmonelosis o la hepatitis A, entre otras enfermedades transmitidas por alimentos”

Por su parte, el director provincial de Atención Primaria de la Salud, Luis Crovetto, destacó que “en estos días debemos evitar exponernos al sol en horas pico y aplicarse protector solar si es indispensable realizar actividades al aire libre, además de beber agua antes, durante y después de la actividad”. Y recordó que se pueden consultar todas las recomendaciones en la página del ministerio de Salud, en el link http://www.ms.gba.gov.ar/Transitorios/consejos-saludables-verano-2014.pdf

Las señales del golpe de calor varían, pero pueden incluir una temperatura corporal extremadamente elevada (por encima de 39.5°C), dolor de cabeza, náuseas, mareo y piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor). Además, el pulso y la respiración suelen ser más débiles.

Frente a la aparición de estas señales, es importante no demorar la consulta médica. No obstante, y hasta tanto se produzca la asistencia médica, se puede enfriar a la víctima rápidamente con cualquier método a disposición, como introducir a la persona afectada en una bañera con agua fría o bajo una ducha fría, rociarla con agua fría con una manguera, aplicarle agua en todo el cuerpo con una esponja, abanicarla.

En tanto, la Oficina de Alimentos del ministerio de Salud difundió medidas simples para prevenir males graves como el síndrome urémico hemolítico, la salmonelosis, la hepatitis A y múltiples infecciones relacionadas con la incorrecta manipulación y conservación de productos alimenticios.

En el hogar “es conveniente no abrir seguido la heladera, porque así el frío se conserva por más tiempo y los alimentos se mantienen en buen estado”, dijo la titular de la Oficina de Alimentos, Mónica López. También es clave el ordenamiento en la heladera: “Si uno guarda carnes crudas, por ejemplo, hay que colocarlas en recipientes herméticos, para evitar el contacto y el goteo sobre alimentos ya cocidos o listos para consumir”, aconsejó la especialista.

Advirtió también que las comidas con relleno, las carnes y aves deben colocarse en la heladera inmediatamente después de prepararlas para evitar la proliferación de bacterias que se produce a temperatura ambiente. De hecho, ni los alimentos cocidos ni los perecederos deben permanecer más de dos horas sin refrigeración.

Mientras que a la hora de comprar alimentos en el supermercado, es conveniente dejar para el final los refrigerados, de manera que se expongan el menor tiempo posible a la temperatura ambiente, y almacenarlos inmediatamente en la heladera al llegar a la casa.

Medidas para prevenir el golpe de calor:

-Evitar la exposición al sol desde las 11 de la mañana hasta las 16.
-Tomar agua en forma abundante y frecuente todo el día.
-Evitar comidas abundantes. Preferir alimentos frescos, frutas y verduras.
-Evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes.
-Usar ropa suelta, de materiales livianos, porosos y de colores claros.
-No realizar ejercicios físicos en ambientes calurosos. Tomar líquido antes de comenzar cualquier actividad al aire libre.
-Protegerse del sol poniéndose un sombrero o utilizando sombrilla.
-Usar cremas de protección solar factor 30 o más.
-Mantener el aire acondicionado entre los 23 y 25 grados.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario