Agustina Marino: "Queremos que la gente se vaya con cosas nuevas y que no sea un plomazo"

Se cumplen cinco años desde la inauguración del Centro Cultural Municipal "Hogar San José" y para el aniversario se exhibirá una muestra de diseño del Estudio Shakespear. Infoeme dialogó con la directora del espacio sobre esta nueva propuesta y sobre las particularidades de estos cinco años de trabajo.

Por estos días, el Centro Cultural Municipal "Hogar San José" cumplirá cinco años desde su inauguración, y por ello, Infoeme dialogó con su directora, Agustina Marino, quien contó su experiencia en este tiempo, las propuestas que se vienen y el sentido de un espacio del cual "la gente pueda apropiarse".

Para este aniversario, desde el domingo 24 de mayo al 5 de julio, habrá una muestra de diseño urbano del reconocido Estudio Shakespear, porque "el Centro Cultural es un espacio muy abierto a lo que sucede dentro de las manifestaciones artísticas, y entendemos que el diseño ya es parte de nuestra vida cotidiana y que se ha logrado meter en las expresiones artísticas, y que tanto los diseños como los soportes del diseño gráfico y el diseño industrial ya forman parte de las expresiones artísticas", indicó Agustina Marino.

En detalle sobre la propuesta, Marino detalló: "Hace varios meses empezamos las gestiones con el Estudio Shakespear, de Ronald y Juan, que son realmente creadores de grandes marcas porteñas y que han generado un sistema de comunicación, porque han logrado poder entrar en la cabeza de la gente, y que si hoy hablamos del Subte, hablamos de Galerías Pacífico, todos nos imaginamos los colores, el logotipo, la marca y esto tiene que ver con un gran trabajo y un desafío que ellos pudieron cumplir desde la comunicación y el diseño para poder instalarse en la cabeza de la gente. Lo que proponemos es pensar estos sistemas de comunicación, ver de donde salen, y este estudio tiene 50 años de trabajo en ello y han generado instalarse como marca porteña, en argentina y a nivel mundial. Es la primera vez que van a venir a Olavarría, es una muestra que veníamos buscando desde hace mucho".

Marino1

En cinco años han pasado 42 muestras, hemos tenido tres internacionales, este año vamos a tener la cuarta internacional, que es la de fotografía de Bob Gruen, que fue el fotógrafo de Lennon.

Por otra parte, la directora analizó: "El Centro Cultural se ha ido configurando como un espacio de vanguardia dentro de Olavarría y la región, creo que hemos podido caminar hacia algo nuevo, sin tenerle miedo y creo que fuimos perdiéndolo gracias a que las escuelas y la gente se empezó a acercar".

Fue un gran desafio tener un espacio de media manzana para exponer, que tiene cinco salas expositivas más un auditorio. Y fue un desafío que funcionara y que la gente se apropiara del espacio, porque hay que llenarlo y no queríamos llenarlo de cuadros, queríamos que tuviese otro tratamiento y creo que eso fue lo que funcionó.

"Las muestras que han tenido alto impacto creo que una fue Dalí, un artista que llenó en 4 semanas las salas y pasaron casi 32.000 personas de la ciudad y la región; Milo Lockett fue un artista que convocó una cantidad de chicos que para mi fue sorprendente. Picasso también, Miguel de Molina, que cuando decidimos pintar las salas de negro la gente no podía creer que el lugar se haya transformado tanto. También cuando estuvo Mafalda fue muy masivo, los ciclos de verano con el cine al aire libre y las bandas, la muestra de Sandro también", recordó.

Y en relación a la muestra de vida y obra del "gitano", contó que "con él pasó algo increíble porque llegamos a un público al que nunca habíamos llegado, un público de adultos mayores, porque se conectaron con la propuesta, y a veces nos cuesta porque al manejar tanta obra de vanguardia y no se suma, no es fácil que una persona de 60/70 años se interese en ver muestras muy importantes, que tal vez no son su estilo. Descubrimos que había gente que nunca había venido, se encontró con el lugar y a partir de ahí siguió viniendo. A nosotros nos llena de alegría sentir que estamos trabajando en la dirección correcta".

Fuimos acompañando este proceso del cambio de los museos del mundo. Ya el museo que se llamaba "la caja blanca" que uno entraba con el cuadro colgado impoluto en silencio, eso casi no existe. Acá queremos vender una idea, una propuesta, que la gente se vaya contenta, con una idea nueva en la cabeza, con disparadores, y ese es nuestro compromiso y nuestra función, que estos espacios municipales estén al alcance de todos, pero de una manera interactiva, educativa, que genere un aporte, pero que no sea un plomazo. Hoy, lo que pasa en Olavarría es que la gente está queriendo ir al museo. Y ya estar en la agenda de tiempo de ocio de la gente y de las escuelas, para nosotros nos genera un desafío a futuro impresionante.

CentroCultural

.

Al momento de recordar anécdotas, Marino destacó que "lo que pasa con los chicos es increíble: cuando inauguramos Dalí invitamos a las escuelas rurales a que participen. Vino un colectivo que hizo un recorrido y trajo a los chicos de dos o tres escuelas. Cuando entra un chiquito, que tendría 8 años, dice: "Esta es la firma de Dalí, él es surrealista", y yo lo miré, porque estamos hablando de un chico que vive en un contexto diferente, y tiene un acceso a la información totalmente distinto al nuestro. Porque el chico sabía de que estaba hablando, y sabía a que venía. Y seguramente en 30 años, él pueda decir que vio una obra de Dalí, que puede reconocer algo de él, en un contexto diferente al nuestro, que no es tan urbano. Yo sentí que nos habíamos metido en la cabeza y los sentimientos de un nene, y a partir de ahí tomamos la dimensión de lo que estábamos haciendo y para quien estábamos trabajando".

Anécdotas graciosas que tenemos a nivel trabajo, es muy divertido trabajar, es un equipo al que le ponemos mucho humor porque por ahí le ponemos muchas horas. Por ejemplo, las 'nenas' de Sandro, venían con rosas y maquilladas a tirar bombachas, porque después se las llevaba Olga Garaventa. Entonces vos pasabas caminando y había tangas, culottes por ahí tirados y parecía raro. Y la emoción de llanto y lágrimas y uno dice 'pucha que armamos acá'.

Finalmente, destacó la importancia de los artistas locales en el espacio, "les empezamos a pedir cosas, porque también hubo que cambiarles la manera de lo que ellos querían contar. Intentamos proponerles que los espacios pueden usarse en techo, pisos, pintar... y ellos empezaron a sentirse cómodos con la idea de irrumpir el espacio. Siempre con un ida y vuelta, intentando generar un aporte, que se sumen a lo que estamos proponiendo. Hoy tenemos una sala destinada a los artistas locales, que realmente son muchos y a nosotros nos faltaba conocerlos. Es cierto que hemos generado otra propuesta en el sentido de generar otra idea a la hora de mostrar la obra y a los artistas creo que les sirvió y les sumó. Creo que en Olavarría hay gente muy talentosa y que estaría buenísimo que trasciendan la ciudad porque tienen mucho que decir y contar".


Marino

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario