Acto recreativo del Jardín “Niño Feliz”

El emotivo acto de cierre de fin de año se desarrolló junto a los alumnos de CORIM. Las familias disfrutaron de la actuación de los niños, quienes representaron un cuento basado en rescatar los valores humanos y respetar la diversidad.

----------------------

Bajo la consigna “Somos iguales, pero diferentes”, se desarrolló este miércoles en el Teatro Municipal, el emotivo acto recreativo del Jardín Maternal y de Infantes “Niño Feliz” del Centro Empleados de Comercio de nuestra ciudad.

Este año, y por primera vez, la colorida fiesta se llevó adelante junto al Jardín CORIM, Centro de Atención Temprana, que trabaja de manera articulada e integrada con la institución educativa del Ceco.

Ante una sala repleta de familias, amigos, autoridades educativas, miembros de la Comisión Directiva del Ceco, representantes de CORIM, docentes y alumnos de ambas instituciones, comenzó la puesta en escena de los más pequeños, centrada en representar y comunicar la importancia de la diversidad, como riqueza y valor. De esta manera, con música acorde a la temática elegida, se invitó a los presentes a repensar las actitudes, actos, prácticas y miradas que desarrollamos a diario.



A continuación y para abrir formalmente el acto, se proyectó un video con imágenes de los niños del jardín y de los alumnos de CORIM, acompañado de fondo por el tema musical “un nuevo sol” de Axel, y versos que expresaban la idea de que “todos somos uno”.
Finalizada la proyección, se abre el telón y se visualiza en el fondo una bandera gigante, la bandera representativa de los pueblos originarios que contiene los 7 colores del arco iris. Aparecen entonces, los niños vestidos con coloridos y divertidos disfraces, quienes representaron un cuento especial, basado en rescatar las actitudes y valores humanos olvidados.

Para ello, un duende, el duende de los sueños que se hacen realidad, fue el encargado de llegar a la tierra y cumplir la misión de provocar en los humanos, cambios en sus modos de pensar, actuar y relacionarse con los otros, porque se han olvidado de sus costumbres y tradiciones.



A medida que el cuento fue relatado, los niños de las diferentes salas personificaron entre otros personajes a la tierra, el agua, el fuego, las plantas y sus frutos, los animales, el sol, la luna, las estrellas, y a los hombres primitivos que constituyeron en un principio la tierra, rescatando de esta forma, a la naturaleza y a la cultura de los pueblos originarios como fundamentales en la construcción de las costumbres y los valores.

Por medio de estas representaciones, el duende de los sueños que se hacen realidad, logra cumplir su misión y deja un mensaje final sobre “la importancia de la diferencia, de que cada uno de nosotros tiene capacidades diferentes a los demás y si nos unimos, esas capacidades pueden enriquecernos, fortalecernos, hacernos crecer y aprender de esa diferencia”.



El objetivo la fiesta fue “educar en la diversidad y la interculturalidad”, y en relación a esto la puesta en escena de los niños fue el fiel reflejo de un año de trabajo responsable, de aprendizajes significativos, encuentros, esfuerzos, acciones, transformaciones y crecimiento, que culminó ayer con este hermoso y emotivo acto.

Para finalizar se cerró el telón, y aparecieron luego en el escenario todos los alumnos acompañados por sus docentes, quienes cantaron en conjunto con las familias presentes el tema “todos diferentes todos iguales”, y la canción “mensaje del agua” del grupo Macaco.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario