"Acá hoy, hay más de diez casos"

Lo dijo Celeste Sibiglia, madre de víctimas de abuso que se concentraron pasadas las 17 hs. en el Paseo Jesús Mendía. Fue la quinta marcha que tuvo como eje principal una vez más, el reclamo de cárcel efectiva para los acusados de abuso sexual y núcleo además, muchos otros.

La concentración casualmente se desarrolla un día después de que la Cámara de Casación ratificara el fallo del Tribunal Oral Criminal Nº 1 con la pena de 8 años de prisión aunque aun se esperan respuestas jurídicas por el beneficio de prisión domiciliaria correspondientemente para Guillermo y Osvaldo Sosa.

Más de 60 personas se dieron cita en el Paseo Jesús Mendía a través de una convocatoria que se hizo desde la agrupación "Olavarria Despierta" y tuvo como lema el reclamo de justicia y cárcel efectiva para con los abusadores y condenados. Un grupo importante de mujeres, acompañado por distintos sectores y organizaciones sin fines de lucro, marcharon por las calles céntricas para hacer sentir su disconformidad con las leyes vigentes.

En palabras de Celeste Sibiglia –madre de víctimas de abuso sexual- aclara que buscaron insistentemente el fallo de ratificación del caso en particular, que tiene a Guillermo y Osvaldo Sosa como imputados. "Nos movimos mucho para saber, lo supimos desde antes que saliera en los medios y no lo hicimos público por miedo a que escapen, lo único que logramos fue le pusieran una custodia dinámica".

"Yo espero no enterarme dentro de 4 o 5 años, que algunas hijas de ellos, o nietas de esta persona, ha sufrido abuso".

Después de haber marchado junto a familiares, amigos y otras víctimas de abuso – no todos denunciados- Celeste también contó que "hoy me acerque a pedir la resolución a la comisaría y me dijeron que como madre de las victimas no tengo ese derecho. La resolución es para la parte legal y para ellos, los implicados; pero no para las victimas. Las leyes están `patas para arriba`, hay un montón de cosas que cambiar, y esa es una".

La visibilización de esta problemática social es la bandera que levantan fervorosamente cada vez que se expresan públicamente, y Celeste resaltó "Yo espero no enterarme dentro de 4 o 5 años, que algunas hijas de ellos, o nietas de esta persona – en referencia a los acusados que cumplen condena domiciliaria- ha sufrido abuso".

De cara al futuro, aseguró que "por nuestro caso personal vamos a esperar hasta que se haga la detención efectiva y en la medida que no suceda, nos seguirán viendo en la calle. Vamos a seguir marchando, esto no termina acá y no termina con nuestro caso. Este es uno, acá hoy hay más de diez casos."

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario