“Ya no se puede decir que son delincuentes, son asesinos”

Así se expresó el presidente del Centro de Almaceneros de Olavarría, Carlos Bianchi, tras ser asaltado junto a su hermano Julio César y resultar fuertemente heridos. El comerciante recibió golpes en el tórax y en la cabeza. “Lo importante es que estoy vivo porque para estos asesinos la vida de los demás no vale nada”, dijo, y destacó la solidaridad de la comunidad del barrio Alberdi.

-------------

Este domingo al mediodía, el presidente del Centro de Almaceros de Olavarría Carlos Bianchi y su hermano Julio César, fueron asaltados y golpeados en su comercio del barrio Alberdi. En diálogo con Infoeme el comerciante referente del sector habló sobre el hecho y destacó la solidaridad de sus vecinos.

Por forcejear con uno de los delincuentes armados, sufrió un desgarro en el brazo derecho, golpes en el tórax y un culatazo en la cabeza. Su hermano también resultó herido. “Lo anímico es fundamental, estoy decaído después de semejante trance pero lo importante es que estoy vivo porque para estos asesinos la vida de los demás no vale nada”, expresó el dirigente.

El hecho ocurrió cuando dos delincuentes armados irrumpieron en el comercio para llevarse el dinero de la recaudación (poco más de 200 pesos). La situación derivó en un forcejeo en el que resultaron heridos ambos comerciantes ya que los delincuentes los golpearon a “culatazos”, por lo que sufrieron cortes y fueron trasladados al Hospital.

Carlos Bianchi señaló que “ya no se puede decir que son delincuentes, son asesinos, por la violencia que tienen. Yo estoy vivo de casualidad porque me apuntaron a la cabeza”, y remarcó que “la comunidad está a disposición de ellos y es lo que preocupa”.

Los asaltantes fueron atrapados a escasos metros junto a un tercero que se cree que actuaba de campana. Se trata de dos mayores y un menor de edad. La denuncia fue radicada en la Comisaría Primera.

“Ahora depende de la justicia que los condene, porque si después de estos hechos la justicia no les da una pena como corresponde vamos a seguir igual”, dijo el almacenero.

Bianchi no conocía a los delincuentes, “dicen que andaban por acá pero ellos tienen sus amistades en todos los barrios”, señaló, y recordó que tiempo atrás éstos hechos no eran comunes: “Hoy no hay ni horario ni distinción ni sector seguro, estamos todo inseguros a pesar de que no estamos acostumbrados porque esta es una ciudad muy tranquila. Antes había robos cuando no había nadie en la casa pero ahora últimamente con la gente grande igual que yo hay varios hechos”.

Finalmente, expresó que este lunes volverán a abrir las puertas de la despensa “porque nuestra clientela necesita suplir sus necesidades”, y destacó “la solidaridad de la gente que me dio ánimos, colaboró, el accionar de la policía que estuvo al instante y a cien metros los localizaron en un aguantadero. También agradezco al personal del Hospital Municipal que nos atendieron con mi hermano”, reconoció.

“Dentro de la desgracia estoy contento porque toda la vida apoyé a mi gente, soy fundador del barrio y participé de casi todas la instalación de las instituciones, por eso para mi es importante que la gente se acerque y se preocupe”, concluyó el presidente del Centro de Almaceneros.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario