“Voy a terminar mi carrera en el club de mis amores”

Desde Salta, Oscar Altamirano habló del complicado presente de Racing en el Argentino A y confesó su deseo de terminar su carrera en el club. “La gente de Olavarría es diferente a todos”, expresó el delantero.

---------------------

Oscar Altamirano nació en Enero de 1984. Con sus 30 años, jugó en Colombia, Chile, y varios clubes de la Argentina como Ferro Carril Oeste, Grupo Universitario, Rivadavia de Lincoln y Central Norte de Salta, donde se desempeña actualmente.

Pero Racing no fue un equipo más para la carrera – y el corazón- de Oscar.

El Chaira lo convirtió en ídolo, en referente. Racing es “el club de sus amores”, tal como lo define y, desde Salta, con la autoridad que tienen los ídolos, opinó sobre el momento futbolístico que atraviesa el equipo.

“Este es un momento feo para el club y sus jugadores, pero nada es imposible. El año pasado estábamos igual, la situación era difícil para clasificar y sin embargo, ganamos los últimos partidos, que eran muy difíciles, pero los ganamos”.

P.R.: Con tu experiencia en distintos planteles, de diversas categorías, ¿cómo se sale de estas situaciones?

O.A.: “Trabajando. Trabajando y con concentración. Racing tiene jugadores para salir de este puesto y lo más importante es que no es menos que nadie. Si Racing gana el domingo, se le va a hacer más fácil todo... y va a ganar, porque se lo que tiene Racing”

Sobre las presiones del afuera, de la hinchada, de los medios, Altamirano dice que “el jugador siempre tiene presión. Más en Racing, pero creo que los jugadores, todos, ya pasaron por situaciones peores, situaciones extra futbolísticas incluso. Acá en Salta, pasamos momentos duros, hasta algunos entraron a presionarnos al vestuario, pero salimos adelante.”

En el resumen de los momentos más importantes de la historia futbolística de Racing, “el Gordo” como todos lo llaman, sin dudas ocupará un espacio de privilegio. En las redes sociales, los chairas cotidianamente pasan por su muro a dejarle de manera sumamente explícita los deseos de verlo nuevamente con la casaca azul.

“Extraño mucho a Olavarría, a Racing. Sigo todo lo que pasa allá. La gente de Olavarría es diferente a todos. Ayer, sin ir más lejos, miraba un video de los mejores momentos de y viendo la cancha llena se me caían las lágrimas. Racing tiene algo muy especial”.

Con la camiseta del Chaira, Oscar hizo 22 goles en torneos Argentino B y 31 en Argentino A.

Hizo gritar, reír, emocionar hasta las lágrimas. Dejó el recuerdo de un pibe humilde, de barrio. Apasionado, comprometido con el club, la camiseta y los hinchas. De carácter fuerte, “el Gordo” se impuso en los estadios más importantes de la categoría y dejó en la cancha hasta el último suspiro, siempre.


Aún le queda un amplio trecho del camino por recorrer. Pero cuando llegue el día, oscilante entre la alegría y la tristeza, de cerrar el alocado capítulo del fútbol, Oscar lo hará con la estrella pegada al pecho. Como jugó siempre. Con la sangre azul.

Nota: Prensa Racing.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario