“Qué olor a gato”, la frase que terminó en una muerte

Esa fue la expresión que utilizó el presunto autor del homicidio de Oscar Lizondo, el hombre de 31 años que fue baleado y murió en barrio Alberdi. La frase desencadenó un enfrentamiento a los tiros. El acusado quedó detenido al igual que la esposa de la víctima, quien se presentó a declarar con el arma usada por el marido y que llevaba dentro de su cartera.

-----------------------------

Parece increíble. Pero un solo insulto puede desencadenar un conflicto y terminar con la muerte de una persona. “Qué olor a gato”, fue la expresión que utilizó el presunto autor del homicidio de Oscar Lizondo, el hombre de 31 años que fue baleado y murió este martes en barrio Alberdi.

Según pudieron reconstruir los investigadores, el móvil del crimen ocurrido en calle Dorrego entre Pourtalé y Alberdi se produjo a raíz de la desafortunada expresión que lanzó el acusado, Agustín Gabasa y apodado “Cotín” (se encontraba en la vereda junto a una mujer) a un grupo que pasaba por el lugar, entre los que se estaba Oscar Lizondo, su esposa Danila Ayelén Basualdo y algunos menores.

“Entonces si hay olor, bañate” respondió Lizondo y comenzó una discusión entre los dos grupos.

La pelea subió de tono, hasta que, según la reconstrucción del hecho, la mujer de Lizondo sacó de su cartera un arma 38 special y se la dio a su pareja, a quien le habría dicho “matalo”.

Allí hubo un disparo y Agustín Gabasa respondió con al menos dos tiros, uno que dio en el cuello y otro en la espalda, que horas más tarde desencadenaron la muerte de Elizondo. Además se cree que, posteriormente, un menor de 15 años, tomó el arma de la víctima y efectuó otro disparo.

El acusado fue aprehendido a pocas cuadras con el arma homicida. Quedó imputado por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma en concurso real con portación ilegal de arma de guerra”.

En tanto, la mujer de la víctima, Danila Ayelén Basualdo, también quedó aprehendida por el delito de “portación de arma de guerra”.

Según revelaron fuentes judiciales, al momento de presentarse a prestar declaración la mujer llevaba en su poder, dentro de la cartera, el arma 38 special que fue utilizada durante el enfrentamiento.

Oscar Lizondo era uno de los dos imputados por el asesinato del joven de 18 años, Joaquín Nievas, quien murió de un disparo en la nuca en enero de 2013. El caso estaba pronto a llegar a la instancia de juicio oral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario