“Nico” Pezzucchi y su primera entrevista en Olé

“Nací con un auto de carrera, no con una pelota”, es el título de la nota que le realiza el diario deportivo mas importante del país. El piloto infoeme dijo que representar a Olavarría “es una gran responsabilidad y una presión”.

------------------
Alejo Iriart / diario deportivo Olé
Foto: Olé

Nicolas Pezzucchi es el gran exponente de Olavarría, antigua Capital Nacional del TC. Piloto desde la cuna, debutó este año con un Dodge del Dole y aún no cae.

Olavarría tiene nexos históricos con el Turismo Carretera. No por nada fue llamada La Capital Nacional del TC en la época de las carreras en ruta. La ciudad vibró y celebró con cada triunfo y título de los Hermanos Emiliozzi con la recordada Galera. Con Dante al volante y Torcuato como acompañante, los Emiliozzi enhebraron cuatro títulos al hilo entre el 62 y el 65. Pero pasó el tiempo y la representación olavarriense en el TC fue decayendo. Los últimos vestigios de gloria fueron los éxitos de José María Romero en los 80 y 90. Y hasta ahí llegó. La llama teceísta en la localidad bonaerense no se extinguió, pero se achicó a la espera de alguna fulgurante aparición. Y por ahí anda Nicolás Pezzucchi, quien debutó este año con un Dodge del Dole.

La carrera de este casi contador (le faltan 7 finales para recibirse en la universidad de Tandil) es meteórica: en 2011 fue campeón en el TC Pista Mouras, la 4ª división de la escalera teceísta, y hoy comparte pista con los Rossi, Ortelli, Martínez, Silva, Ledesma, Canapino... “Todavía estoy en el aire. Es una sensación rara cuando salgo a correr y veo a los tipos que tengo al lado. Después me pongo el casco y quiero ganar”, le cuenta Pezzucchi a Olé .

-¿Cómo es representar a Olavarría? -Trato de tomarlo con calma, pero es una gran responsabilidad y una presión. La gente en Olavarría es mucho más fierrera que futbolera y estuvo muy bien representada. A mí me apoyan y me alientan, pero cuando me va mal cambian. Hay veces que mi mamá me dice: “Me dijo el verdulero que te mandaste una cagada”. Están muy atentos, jaja.

-¿Te imaginabas hace dos años, cuando estabas en TC Mouras, que hoy iba a estar acá? -Cuando corría en el zonal no pensaba en llegar al TC Pista Mouras. Cuando entré a esa categoría mi objetivo era llegar algún día al TC Pista y si podía hacer algún año competitivo ya me daba por realizado. El TC para mí era inalcanzable, no lo miraba ni por TV. Le prestaba atención al TC Pista, que era la categoría que imaginaba que iba a llegar, y a la Máxima la pasaba medio por arriba.

-¿Cómo fueron tus inicios en el automovilismo? -Mi viejo corría en zonales y estuvo en siete carreras de TC. Además tenía un taller, yo nací con un auto de carrera y no con una pelota. Salía del colegio y me iba al taller. A los diez años empecé a pedirle a mi papá que quería correr en karting, pero él no me daba pelota. Hasta que me llevó a probar y se entusiasmó.

-Ahora ya estás en TC, ¿cuál es tu objetivo? -Lograr estabilidad y mantenerme. Poder decir dentro de diez años que sigo corriendo en TC. La cosa está difícil, pero me costó tanto llegar que ahora quiero mantenerme.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario