“Las grandes batallas del siglo XXI se darán en las pantallas”

Cerca de 70 obras de Ricardo “El Mono” Cohen desembarcaron en el Centro Cultural. El artista, popularmente conocido como Rocambole, autor de la iconografía “redondita”, explicó el concepto de su muestra “La batalla de las pantallas” y la especularización del arte. Expresó que está muy agradecido del impulso en su carrera que tuvo su relación con los Redonditos de Ricota y lo mucho que le gusta exponer en el interior.

---------------------

El rock desembarcó este sábado en el Centro Cultural, de la mano del pincel de los Redonditos de Ricota, el artista plástico Ricardo “El Mono” Cohen, popularmente conocido como Rocambole. Cerca de 70 obras componen la segunda muestra del artista en la ciudad.

En diálogo con los medios, Rocambole explicó el concepto de su exposición “La batalla de las pantallas”, que hace un recorrido retrospectivo de su carrera con trabajos que van desde los años ‘80 hasta el 2013. “En general las he agrupado en una especie de guión que es como una reflexión acerca de este mundo en el que estamos sumergidos y bombardeados por toda clase de pantallas”, expresó Cohen. “Tenemos pantallas en la casa, llevamos pantallitas en el bolsillo con el teléfono, vamos al cine, vemos televisión, usamos proyectores. Las más grandes batallas del siglo XXI van a desarrollarse en las pantallas, esa es mi idea y la reflexión que propongo”, explicó el artista.

Para Rocambole, “estamos asistiendo a la especularización del arte. El arte que en cierto aspecto mantenía un perfil de un cierto elitismo, o la cultura mirada como para algunas dimensiones. Pero ahora vemos que el arte se mezcla con el espectáculo y no hay fronteras. A mi no me parece mal porque nunca creí que el arte fuera privilegio de unos pocos. El género humano es esencialmente artista, me parece que es una de las condiciones que hacen a la humanidad”.



El expositor estuvo el sábado en la inauguración de “La batalla de las pantallas” y señaló que a veces puede haber un prurito de desconfianza “con el hecho de que se empiece a confundir a lo mejor una cosa que consideramos hecha para vender específicamente con algo donde algún artista estuvo desplomándose o desangrándose para expresar profundamente su sueño” pero consideró que el futuro nos va a dar muchas sorpresas en cuanto a la situación del arte. “El arte en toda su historia ha ido mutando, veremos donde conduce esta próxima mutación”, dijo.

Su inspiración, contó, nace de un amor de la infancia: la historieta. Las líneas grotescas y contrastantes buscan un impacto visual que para Ricardo Cohen “son derivados de eso que amé desde niño. La historieta es como una hermana bastardeada de la literatura y supo tener sus grandes momentos. La digo amando y creo que soy heredero de esa parte gráfica”.

En cuanto a las diferentes muestras que lo tienen de gira por el interior, Cohen detalló que en la ciudad de Buenos Aires sólo ha expuesto cuatro o cinco veces: “La mayoría de las exposiciones las hago en el interior. En general puedo decir que en todas las épocas del año estoy exponiendo en algún lugar del interior porque la muestra va a un lugar y de allí la invitan a otro lado. Es como una gira”.

Finalmente habló sobre su relación con la banda ícono del rock argentino, Los Redonditos de Ricota, que le dio un gran impulso a su carrera. “No puedo más que sentirme afortunado por haber participado junto amigos muy talentosos de un fenómeno que se transformó en un movimiento de masas”.

Dijo que “por un camino indirecto he llegado a exponer en lugares importantes y no fue por una especie de currícula típica de las artes plásticas, entonces no puedo más que agradecer esa situación que no fue preparado para eso sino que de chico amé el rock and roll tanto como las historietas”, y concluyó con una reflexión respecto a la relación música/arte: “Siempre cambia. Estamos asistiendo a un fenómeno que se podría llamar ‘arte contemporáneo’ hoy cualquiera puede hacer arte porque es para todos”, finalizó Rocambole.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario