“La inseguridad no es una sensación y vino para quedarse”

Así lo expuso la diputada nacional por el Frente Renovador Graciela Camaño, quien estuvo en Olavarría en el marco de la campaña contra el anteproyecto de reforma del Código Penal. La dirigente remarcó que el Código “requiere ser mirado con vistas a una nueva realidad social y debe responder a las necesidades que tienen nuestros vecinos”, remarcó. La acompañaron el intendente José Eseverri y la diputada Liliana Scwindt.

------------

Fotos: Alejandro Casamayou / Infoeme

La diputada nacional Graciela Camaño estuvo en Olavarría este jueves, donde disertó contra el anteproyecto de reforma del Código Penal en el marco de la campaña que lleva adelante el Frente Renovador. La dirigente estuvo acompañada por el intendente José Eseverri y la diputada Liliana Scwindt.

“Por fin se está entendiendo después de tanta sangre derramada que la inseguridad no es una sensación, que la inseguridad vino para quedarse, y que si los dirigentes de todos los partidos políticos no tenemos un fuerte compromiso, difícilmente los ciudadanos puedan vivir tranquilos”, indicó Camaño en la conferencia que tuvo lugar en la Casa del Bicentenario.

En este sentido, Camaño detalló que en materia de seguridad “tenemos un presupuesto nacional que es menos del 1% del Producto Bruto Interno, que demuestra el interés que tiene la seguridad en el presupuesto de la Nación, y las políticas se resuelven con plata, no se hacen con voluntad”, señaló.



“La premisa más importante que tienen las normas y las leyes en materia penal es de alguna manera ordenar la sociedad, marcar el camino del bien, y marcar en el camino del mal, aquellos que empiecen a transitar ese sendero, qué opina la sociedad, qué es lo que sociedad cree que se debe hacer con determinados delitos”, dijo la diputada, y agregó: “El 27 de octubre 4 millones de bonaerenses decidieron que Sergio (Massa) estuviera en la Cámara de Diputados, y vino con un mensaje claro: la inseguridad, encarnó el problema que teníamos los bonaerenses y selló un compromiso, y por ello a pesar de las injurias recibidas, está dispuesto a no abandonar esta pelea”, sostuvo.

La legisladora señaló que el Código Penal “tiene más de 90 años, ha sufrido muchísimas modificaciones, y requiere ser mirado con vistas a una nueva realidad social y debe responder a las necesidades que tienen nuestros vecinos. Decidimos poner la lupa en los más de 146 delitos que este Código nos propone rebajar la pena del narcotráfico para ellos debería ser inferior a la que tiene en este momentos, al igual que la pena para la trata de personas”, destacó.


Camaño aseguró que el Frente Renovador no es “la derecha revulsiva que presupone que el delincuente no tiene derechos. La constitución dice que las cárceles tienen que ser limpias y sanas para reeducar”, y dijo que “nos causa mucha sorpresa que aquellos que reivindican la función del Estado en su gobierno, y que la reivindican con mucho énfasis, pero cuando hablamos de los problemas de la sociedad nos proponen una sociedad liberal. El Código que nos está proponiendo Zaffaroni es un código liberal”, sentenció.

Por su parten, Liliana Schwindt dijo que desde el Frente Renovador “debatimos el Código Penal en la calle y con la gente”.



La jornada reunió a funcionarios, profesionales de distintos ámbitos, dirigentes sindicales, militantes y a la comunidad en general.

En tanto, el intendente José Eseverri se refirió a Sergio Massa, quien “nos alertó hace tiempo sobre este proyecto y sobre las consecuencias que va a tener en la Argentina, cuya preocupación de los ciudadanos de todo el país es la seguridad”, dijo el mandatario. “Hablar del Código Penal y no hablar de la seguridad sería cómo pensar en qué estamos aislando un tema que tiene una íntima relación con la vida diaria de todos los argentinos”, agregó.

Además se refirió a la declaración de emergencia en materia de seguridad en la Provincia de Buenos Aires: “que viene de declarar la emergencia en seguridad, después de siete años de gestión, de ser responsable de tener a su cargo la policía de la Provincia. Una declaración de emergencia después de siete años reconoce el fracaso”.



“Hemos vuelto a hablar en Argentina de las mismas cosas que estábamos hablando hace 10 años atrás en plena crisis económica, porque indudablemente el proceso de crecimiento económico no ha generado una verdadera inclusión a través del mundo del trabajo”, manifestó el intendente, y criticó los “problemas de inseguridad vinculados a la falta de trabajo, a la exclusión social, y también al narcotráfico, donde hay una responsabilidad primaria del gobierno nacional. La decisión política de que la frontera sea un colador es el gobierno nacional, y no de los gobiernos provinciales ni municipales”, señaló.

Para finalizar, Eseverri opinó que “podemos hacer las mejores leyes del mundo, pero si no tenemos un poder judicial que haga que en la Argentina la ley se cumpla, si no logramos que la impunidad no sea una constante frente a la comisión de un delito, y quien comete un delito sea juzgado en un tiempo razonable, y tenga la sentencia ya sea absolutoria o condenatoria, tampoco vamos a vivir en un país donde la justicia sea una realidad, y en que la seguridad sea un valor que los argentinos podamos percibir”.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario