“La inflación no es un problema estructural, pero negarla es el peor remedio”

Lo aseguró el ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren. Señaló que espera “seguir teniendo una buena relación con la Presidenta” pese a ser candidato a diputado nacional del Frente Renovador. “No es enfriando la economía que se baja la inflación sino calentando la inversión” opinó. Además sostuvo que es necesaria una nueva ley de petróleo.

--------------------------

El dirigente industrial y candidato a diputado nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren es otro de los integrantes de la comitiva que llegó a Olavarría junto a Sergio Massa.

El ex presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) habló con Infoeme y analizó la realidad del sector.

En primer lugar, de Mendiguren, se refirió a la sorpresa que generó su candidatura como diputado nacional por el Frente Renovador: “El espacio me significó una novedad grande para la política ya que es un espacio que por primera vez nace con un poder territorial importante a través de los intendentes con una enorme gestión y que trabajan entre ellos” dijo.

En este sentido, confió en que su decisión no modifique su buena relación con la Presidenta Cristina Fernández: “Espero seguir teniendo una buena relación con la Presidenta” aunque reconoció “que estamos en un momento difícil porque todo es blanco negro, amigo-enemigo, si nos estás el 100% con nosotros estás en contra nuestro y yo me he opuesto porque en democracia se trata de armonizar los disensos” dijo.

Para el industrial “desde la crisis del 2002 se inició un sendero de crecimiento muy grande, pero desde el 2009 los motores de ese crecimiento se empezaron a apagar. La competividad se empezó a perder. Las bases del modelo: un tipo de cambio competitivo, baja inflación, fuerte demanda, superávit fiscal y comercial. Todo esto se fue perdiendo y hace falta volver a retomar esos motores, cosa que el gobierno está negando el problema y cree que estamos en el mejor de los mundos” planteó.

En este sentido, puntualizó que los “costos están aumentando fuerte en dólares, cosa que los que exportan ven cada vez ven más dificultades” y que el “indice de crédito a la inversión es de apenas un 3%, cuando en Brasil un solo banco presta el 11% del PBI a la inversión”.



Según de Mendiguren “la inflación es un gran problema porque no se toman las medidas para poder controlarla. No es un problema estructural como otras veces tuvo la Argentina pero negarla es el peor remedio. No es enfriando la economía que se baja la inflación sino calentando la inversión, es decir generar un clima en donde la gente en vez de fugar la plata la invierta y que el nivel de demanda sea acompañada que por lo menos 4 puntos más del producto bruto del que se está teniendo hoy.

Respecto al acuerdo YPF- Crevron sostuvo que “la necesidad de poner en funcionamiento el yacimiento de Vaca Muerta es impostergable, pero creemos que producto de no crear un clima adecuado de inversión en la Argentina nos está costando muchísimo. Argentina tiene la necesidad de una nueva ley de petróleo. La que está hoy es de la época de Onganía, entonces si a través de contratos individuales, hechos a medida, pensamos que vamos a tratar los 40 mil millones que faltan para Vaca Muerta va a ser muy difícil. Hay que hacerlo por ley” concluyó.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario