“Estamos trabajando por un sueño”

Lo dijo Federico Cuervo, diseñador industrial de “La Galerita”, el vehículo con el cual el Gato Barbery correrá el próximo Dakar en enero de 2014. Junto a Christián Arzone trabajan en el armado de la carrocería del Buggy que representará a Olavarría.

----------------------

Federico Cuervo, diseñador de “La Galerita” habló de la pasión que hay volcada, por parte de un gran equipo de trabajo, en el gran proyecto llamado “Dakar”, de cara a la edición 2014 que se correrá en continente americano durante enero.

Pensar en trabajar en el diseño de un auto es algo que a muchos apasiona, pero si ese auto, además va a representar a una ciudad y una historia, mucho más.

El lugar de encuentro es el taller donde se está trabajando en el armado de la carrocería de lo que se transformará en el nuevo emblema olavarriense: La Galerita.

Allí se encuentran Federico Cuervo y Christián Arzone, el primero fue quien realizó el diseño de lo que hoy Christián tiene que terminar de dar forma.

“La Galerita” es el Buggy con el cual, el Gato Barbery, correrá el próximo Dakar, y su diseño, armado y puesta en marcha, está a cargo de un gran equipo de gente que, como bien dice Federico: “Acá la parte económica la dejas de lado, esto es pasión”, y se apura a agregar “además, esta gente sabe lo que hace, los chicos son unos expertos y Christián es un genio trabajando el aluminio.

Llevar adelante este proyecto, con gente así, que va para adelante y sobre todo cuando la fecha se acerca, es lo mejor que puede pasar”.

Federico Cuervo es diseñador industrial y fue quien comenzó a pensar junto a su amigo, el Gato, el diseño del auto: “Estuvimos un día charlando con el Gato que me contaba que pasaba de las motos a los autos y sin saber cómo iba a ser le dije que contara conmigo para el diseño. Empezamos con una estructura y después se cambió y pasamos a una estructura general que es la que se hizo en Buenos Aires, y ahora estamos acá trabajando, primero en cartón (como es lo que estás viendo ahora y como se ve en las fotos) para luego pasar a ser de aluminio”.

“Al diseño lo modificamos mucho a lo que habíamos empezado al principio porque los dos éramos prácticamente novatos en el tema. Yo soy diseñador industrial no ingeniero y empezamos a hacer dibujos en la computadora, lo empezamos a armar y el ingeniero Valenza nos dio su punto de vista y con eso comenzamos a sumar gente al proyecto”.
A Federico y el Gato los une una misma pasión que traen desde chicos, y que tiene que ver con los autos y las motos: “Me críe entre autos y motos de carrera con mi viejo y con Dante y Tito que eran tío abuelos míos, y cuando surgió el tema lo primero que pensamos fue poner los colores de la Galera y después dando un poquito de vuelta de rosca , dijimos: mejor vamos a hacer un rediseño en lo que se pueda, porque es un auto de Dakar, pero tratando de respetar algunas líneas que tenia la Galera quisimos hacer un homenaje a los 50 años de los Emiliozzi”.




El calor, y el apremio parecen no detener a este grupo de gente que quiere ver la Galerita terminada, y así es como tanto Cristhián como Federico coinciden que esto va mucho más que el armado de un auto, esto tiene que ver con Olavarría y con el orgullo de ser parte y así es como Cristhián, mientras toma nota mental de las indicaciones de Federico, afirma: “Es un sueño trabajar en el armado de la Galerita, lo que pasa es que, uno, al estar a full no te deja pensar y la gente no toma dimensión, es un orgullo como olavarriense hacer esto, es algo especial, se trabaja desde la pasión y con ganas”.

Federico, por su parte, agrega: “Es un orgullo para nosotros ver el nombre de Olavarría y hacer algo que va a llevar al cartel de Olavarría aún más. Y el tema de la ciudad es refrescar un poco todo lo que eran los Emiliozzi para esta ciudad no solo como corredores sino como personas, eran personas muy serias, muy honestas, con un montón de valores que quizás en la actualidad falta, nosotros nos criamos con eso pero hay muchos chicos jóvenes que no lo conocen, y con el apoyo de Olavarría se va a empezar a reflotar esos ideales y valores de personas”.

“Con el Gato éramos compañeros de Jardín de Infantes, de Escuela Primaria, dibujábamos los autos en el pupitre de la Escuela 17; y de ahí, saltar a esto es como que cerrar el círculo. Estamos trabajando por un sueño”, señala finalmente Federico Cuervo mientras lo dejamos volver al interior del taller, a ultimar detalles y a dejar todo organizado antes de volver a Capital Federal, ciudad en la que reside pero de la que se tomo un respiro por un día para venir a dejar a punto el armado de la Galerita, esa que vendrá a contar la historia de los Gringos de Olavarría.

Crónica y Fotos: Prensa FUSIONTEC




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario