“Es un enigma qué va a hacer el productor este año”

Lo dijo el gerente de Molino Olavarría Arnaldo Bintana. En declaraciones a Infoemeanalizó la situación de las moliendas y la producción triguera.

--------------------------

El gerente de Molino Olavarría, Arnaldo Bintana, analizó la problemática de la comercialización de trigo en la región y el país debido a la caída de los precios a nivel internacional y el impacto directo con el mercado de la harina.

El ejecutivo señaló que a raíz de que el gobierno nacional limita la venta de trigo al exterior, aún en 2015 estamos consumiendo trigo de remanente del año anterior, es decir de la temporada 2013/2014.

Bintana dijo que la cosecha de trigo para este año, “seguramente estará en unos 12 millones de toneladas, más 2 millones de toneladas de la campaña anterior de remanente.”



Argumentó que “el productor hoy debería tener el precio del trigo de unos 25 dólares mas por tonelada que de lo que se está pagando ahora. Hoy cotiza en el mercado a unos 135 dólares.”

El gerente del Molino local recordó que la molinería no fija los precios del trigo, sino que “los molinos van detrás de los exportadores, “que son los que definen los precios.”

Pero además afirmó que “tampoco a los molinos les conviene que el trigo tenga un precio barato. La harina paso de valer 400 pesos la bolsa a 130 pesos. Es harina de consumo interno, vale un tercio de lo que valía.”

Por otro lado, Bintana comentó que “el precio de la harina copia los precios del trigo tanto en el mercado interno, como en el internacional.” Pese a que la bolsa de harina vale un tercio del costo que tenía hace 4 años, la baja no fue acompañada por los costos fijos para la producción de la misma: “hace 4 años el costo fijo sobre la bolsa de trigo era del 7 % hoy es el 22%.”

Sin embargo y a pesar de este panorama “hoy la argentina puede producir el doble de harina de lo que consume. Por eso hay una sobreoferta de harina en el país” opinó el referente del sector a nivel local.

Para Bintana, la última cosecha, “no fue mala pero, tampoco buena.” A pesar de que los rindes en la siembra 2013/2014 tuvieron una merma de 1500 kilos con respecto a la anterior. Esta baja en los rindes “fue producto de la fuerte lluvia en época de siembra, que también tuvo impacto en la cosecha de cebada,” dijo.




El comercio con Brasil”


Arnaldo Bintana comentó que Molino Olavarría diversificó su producción y por ende los productos que exporta al principal mercado del continente, la sexta economía mundial y el mercado que todos quieren venderle: Brasil.

La empresa empezó en los últimos años a producir y vender en el marco del MERCOSUR, producción de poroto negro que se cultiva en la provincia de Salta, cebolla en la provincia de Río Negro y alpiste de la provincia de Buenos Aires.


Indicó que la comercialización de estos productos de consumo popular para el país vecino, tuvieron “un parate importante tras la segunda vuelta de las elecciones en Brasil, en todo el mundo cuando hay incertidumbre no se quiere hacer nada.”


El empresario reveló que, “en Brasil hay un ajuste económico sobre los sectores más humildes que influye en el consumo de productos populares, y eso tiene un impacto directo sobre la exportación de cebolla y poroto negro.”




“El origen de muchos males es que, la mayoría de los políticos no tiene ninguna empresa”

Bintana también analizó desde su experiencia las medidas que se toman frecuentemente “desde los gobiernos de Argentina y Brasil que terminan perjudicando al que produce y exporta” consideró.

Por otro lado señaló que “muchas veces se toman medidas o represalias a medidas del otro gobierno que termina pagando el productor y exportador.” Al respecto graficó lo dicho con la medida que tomó el gobierno argentino de “rematricular a todos los exportadores y para hacerlo les quitó la matricula a todos.”

Y afirmó que dicha situación provocó que la mercadería para entregar “esté demorada por mas de 40 días en la aduana.” Por eso el empresario opinó que “en Argentina se habla mucho de políticas macroeconómicas, pero nadie se detiene a analizar desde el estado la cadena de valor. Que incluya al productor en el campo, al industrializador que somos nosotros y al panadero. Siempre se habla de grandes políticas pero no por sectores. La cadena de valor no tiene porque ser el productor contra el molino o el molino contra el panadero” advirtió.

Para el empresario, “Argentina está al lado de la sexta economía del mundo, en 72 horas tenés los productos en la frontera. A Brasil le quiere vender todo el mundo. Tenemos la protección del MERCOSUR y eso hay que aprovecharlo.”

Por último explicó que para el mercado triguero, “el enigma es que va a pasar este año, porque con estos rindes y precios no le conviene a nadie sembrar trigo. La gran pregunta es: que va a hacer la gente este año”.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario