“El problema de fondo no es el dólar, es la inflación”

El contador Gabriel Schmale analizó la medida anunciada este viernes por el gobierno nacional de liberar la compra de dólares para fines de atesoramiento por parte de particulares. Sostuvo que levantar el cepo a la moneda extranjera “es una de las medidas que pueden llegar a servir para frenar esta locura que está viviendo el dólar en estos días”. También consideró que “el momento de levantar el cepo es malo. Porque lo hacen después del ajuste en las tarifas y antes de las negociaciones paritarias”.

-----------------------

El gobierno nacional dispuso este viernes liberar la compra de dólares para fines de atesoramiento, por parte de particulares, sólo limitada a la existencia comprobada de la contrapartida en pesos.

El denominado “cepo al dólar” había comenzado a aplicarse en el año 2011, cuando el por entonces ministro de Economía, Amado Boudou, decidió que todas aquellas personas que querían comprar divisas en el mercado oficial debían pedir autorización previa a la AFIP. Luego se fue acentuando con nuevas medidas hasta que sólo se permitió la compra de divisas por turismo y una cifra que nunca se explicó en qué se fundamenta, ya que a un mismo contribuyente le han permitido comprar 100 dólares para un viaje y más de 1000 para otro al poco tiempo.

Al respecto, el contador Gabriel Schmale sostuvo que “es una de las medidas que pueden llegar a servir para frenar esta locura que está viviendo el dólar en estos días”, dijo.

“El problema es que hoy el Gobierno no está como estaba en el 2011, que fue cuando se puso el cepo. Es decir que una devaluación como la que estamos teniendo ahora es en un contexto totalmente distinto”, consideró el contador en su columna en el programa En Línea Noticias.

Consideró que “el cepo en aquel momento fue mucho mejor que si lo hubiesen puesto ahora. El contexto económico era muy distinto, el contexto social era distinto, la situación internacional era mejor y las reservas del Central eran mayores”.

En este sentido manifestó que “si bien el cepo del 2011 fue una medida espantosa del Gobierno, le sirvió para pasar un veranito que fue el principio de ese año y parte de 2012. Como medida de corto plazo servía, pero no para mantener en el tiempo, y más sin las reservas de hace un tiempo”, evaluó Schmale.

“Era de esperarse que pudiera suceder algo así porque durante dos días el Gobierno lo dejó volar al dólar, no intervino en el mercado cambiario. Es una medida para bajar la divisa.

Schmale explicó que “sea cual sea la medida que se tome, el problema de fondo no es el dólar, es la inflación. Para combatir la inflación lo primero que hay que hacer es tener un plan que tenga que ver con el tema cambiario, con el tema fiscal, con el tema fiscal. Recién cuando se tenga un plan real se va a poder salir. El resto es todo parche”, criticó.

Por otro lado analizó que “lo que pasó en estos dos días, va a incrementar la inflación, va a repercutir en el poder adquisitivo de los salarios, una desaceleración de la economía”.

Por último, Gabriel Schmale consideró que “el momento de levantar el cepo es malo. Porque lo hacen después del ajuste en las tarifas y antes de las negociaciones paritarias”, concluyó.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario