“El pitbull es de vigilancia, no para una casa de familia”

Lo afirmó el veterinario Osvaldo Enriqué, quien consultado por Infoeme tras la muerte de un niño de 2 años que fue atacado por un perro en La Plata, habló sobre las características de la raza y de casos en la ciudad. Explicó que tienen un carácter genético para atacar y que el dueño debe conocer a su perro. En tanto, el criador Daniel Orsatti sostuvo que la cruza de pitbull con diferentes temperamentos “es una pistola cargada”.

-------------

Este jueves un niño de 2 años murió en La Plata al ser atacado por el perro pitbull de un tío que estaba en interior de un vehículo y despertó nuevamente la polémica sobre la tenencia de esos perros, prohibidos en varios países. Infoeme habló al respecto con un veterinario y un criador de perros, quienes explicaron las características de la raza y apuntaron a la responsabilidad de los dueños.

En primer lugar, el veterinario Osvaldo Enriqué dejó en claro que “hay razas de animales para cazar, pastores, de compañía, algunas que son de vigilancia y guardia, y otras multipropósito que combinan varias de estas características” y que “incide mucho la educación que el ser humano le da a ese perro. Lo que pasa es que si vos tenés un perro de vigilancia o guardia que tiene un carácter genético para atacar y encima le enseñas ataque ese perro sería una locura tenerlo por ejemplo, en una casa de familia donde van amigos de los hijos y juegan a la lucha, o con el cuerpo. Un collie o un labrador le va a mover la cola pero un pitbull va a creer que le están pegando a su amo y va a atacar”, ejemplificó.

El especialista destacó que en varios países está prohibida (en el estado de Florida, EEUU, hace más de 23 años) y que “por algo es. Algo pasa con esa raza, que emocionalmente son inestables y si lo dejas en un auto a cuidar con el vidrio bajo o en la caja de una camioneta y se acerca un chico lo va a destrozar. Pero es culpa del dueño, porque tiene que saber que clase de animal tiene”. En algunos lados hay que pagar impuestos extras por tener pitbulls, a los que controlan y los dueños pueden hasta ir presos por los destrozos que hacen. “Por eso es fundamental que el dueño sepa como su perro puede actuar,” remarcó.



Sobre la responsabilidad de los dueños, Enriqué señaló que “si lo domesticas que tenga una mansedumbre extrema, lo sacas de cachorro a pasear, lo llevas a parques a que ande con chicos va a ser mucho más manso que uno que esté encerrado todo el día, lo que no quita que un día se enoje y te muerda”, dijo, y agregó: “Y no es lo mismo que te muerda un pitbull, que un salchicha, que te toca. El pitbull no te suelta”.

El veterinario habló sobre casos que han sucedido en la ciudad, donde pibulls atacaron a otros perros y a personas “y el dueño los llama y se va. Primero, por ley el perro tiene que tener correa y estar con el dueño. Segundo, uno tiene que hacerse cargo y responsabilizarse por lo que hizo su animal”, sostuvo, y destacó que se utilizan para peleas “porque el umbral de dolor es altísimo y le podés pegar con un palo o un fierro y no les duele. A veces hasta que no los matas no paras, pero no son diabólicos, son de guardia”, finalizó el veterinario Osvaldo Enriqué.

Cuestión de sangre

Por su parte, el criador de doberman y braco alemán Daniel Orsatti, explicó que “Siempre hay una década que favorece o no la venta de determinados perros: los que mordían en los ‘70 fueron los ovejeros alemanes, en el ‘80 los doberman, en el ‘90 los rottweiller y ahora los pitbull. Han entrado al país, algunos quieren hacer negocios, los cruzan pero la sangre dice mucho”, consideró.



“El criador se dedica a mantener las características del temple del perro. Si al pitbull lo cruzas con un perro de otra temple es una pistola cargada”, sostuvo Orsatti, y señaló que “cuando uno busca un perro hay que interiorizarse en el stand de la raza, porque hay algunas que se vuelven peligrosas cuando se hacen malos cruces. Vos no sabes si los abuelos del que cruzó era violento, pero genéticamente eso se introduce en la progenie”, indicó el comerciante con más de 40 años de experiencia con perros.

Orsatti indicó que “los criadores que estamos abocados a mejorar la raza buscamos que siempre que hay perros violentos o demasiado tímidos no se vuelven a reproducir sus padres, porque un perro tímido puede volverse agresivo, pero de la agresividad no pasa nunca a la timidez”, y se refirió al caso del niño de 2 años: “En el caso este el perro estaba dentro de un auto, haciendo custodia. La culpa es del amo porque si sabe que el perro mordía tiene que tener precaución de que pase una persona”.

Para concluir, el titular del criadero Von Schwartz explicó que “los pitbull hay que tratarlos con cuidado. Yo he visto que uno saca a pasear a un perro y cuando se encuentra con otro a través de un portón alientan que le haga frente, y ha ocurrido que un día pasa y el portón está abierto y los perros se pelean”, y finalizó: “el perro tiene mucha memoria pero no tiene raciocinio. Es una especie de robot, hace lo que uno le enseña. Por eso cuando los perros son tímidos hay que tratar de sacarle esa timidez, llevarlo de chico a lugares con mucha gente, con ruido y prevenir cuando se tiene portones, si hay chicos que pasan y le tiran cosas, o los provoca porque ese perro se torna agresivo con los chicos”, aconsejó Orsatti.


Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario