“El objetivo es que Olavarría tenga liga de handball propia”

Lo dijo el profesor Guillermo Eluchans, en el marco de los 16 años que cumple la disciplina en nuestra ciudad. Se refirió a la actualidad que atraviesa el deporte y las necesidades que requiere, el pase de la actividad en el CEF San Antonio al Club Ferro Carril Sud y el nivel de competencia.

-----------------

El handball de nuestra ciudad cumple 16 años como disciplina que funciona de forma sistemática y con entrenamientos complejos. En agosto de 1998 el profesor Guillermo Eluchans le presentó un proyecto al director de San Antonio de aquel entonces, Remo Calahorrano, y desde allí comenzó a desarrollarse la actividad.

En diálogo con Infoeme, Eluchans se refirió a la actualidad deportiva de la disciplina, al pase de la actividad representando al CEF San Antonio a hacerlo como Ferro y a los proyectos a futuro que se tienen.

¿Cual era la idea que tenías cuando empezaste en el ‘98 con el proyecto?

En ese momento arranqué con la idea de instalar el deporte en Olavarría, obviamente también de crear fuente de trabajo e ir paso a paso, viendo como se podía hacer crecer la disciplina en la ciudad, porque justo estamos a 300 km de Mar del Plata y era complicado para nosotros entrar en esa liga, porque si no estás en 200 km a la redonda no podés entrar. Y de la otra Asociación que estábamos cerca era de la de Bahía Blanca, pero también son 300. Así que estamos en un lugar en el que, en teoría, no podríamos competir en ningún lado. Era una situación bastante complicada. Pero bueno, debido a que uno había hecho algo de trayectoria en Buenos Aires y en otros lados, hablé en la Liga y nos dejaron participar sin ningún tipo de problemas.






¿Cómo ves entonces ahora el deporte en la ciudad?

Lo veo bien. Creo que se ha hecho mucho, pero falta muchísimo, porque Olavarría es una ciudad muy grande y se tiene que expandir mucho más. Hay ayuda obviamente de la Dirección de Deportes que está todo el tiempo tratando de colaborar, y ahora de Ferro, que apoya muchísimo. Olavarría tiene que tener su propia Liga y me parece que ahí está el objetivo. Si uno hace un poco de memoria de la gente que ha pasado por la actividad, es muchísima, entonces creo que nosotros podemos tener una liga propia.

¿Que es lo que haría falta para que Olavarría tenga una liga propia?

Infraestructura si o si. Sé que ahora Estudiantes está haciendo un gimnasio y ojala que Ferro pueda tener uno propio para después darle una forma e idea, que obviamente la tengo en mente. Creo que hay que crear una Liga de infantiles y menores, que es lo más importante, y después lo demás se va a ir dando solo. No perder nunca el jugar en la Liga de Mar del Plata que es una Liga muy fuerte en el país. Hoy por hoy tenemos tres chicos que el domingo se fueron a la Selección para jugar el Argentino de Menores que se juega en Embalse, y dos de ellos se quedan entrenando con la Selección Argentina después de que termine el campeonato. El sábado volvió Mariana Cos, que es cadete, de entrenar con la Preselección Argentina también. El crecimiento lo va a dar una Liga fuerte, pero nosotros tendríamos que tener nuestra competencia doméstica.

¿Como es la relación con Ferro?

Hace muchos años que competíamos como CEF San Antonio, pero siempre fuimos un problema para el CEF. Nunca tuvimos un apoyo en concreto, y se empezó a complicar después de 2011 que tuvimos la mala experiencia de habernos accidentado. Las inspectoras no nos aprobaban los viajes, hacían todo más complicado. A través de Fray Mingo y charlas con Marcelo Schwindt surgió la idea de que pasáramos a ser un club y que todo se facilite, porque viajamos cada 15 días que tenemos que jugar. La mayoría de las autoridades que han pasado nos han complicado muchísimo en San Antonio, ocupamos mucho tiempo de gimnasio, tenemos alrededor de 16 o 17 horas semanales, los fines de semana también lo necesitamos. No tenemos otro gimnasio a donde ir a jugar de local y hay gente que dentro de la institución le decís “handball” y se pone nerviosa, no le gusta. Entonces en vez de ayudarnos y ver el trabajo social grande que hacemos, porque hay muchos chicos que juegan, no les gusta. Hoy por hoy tenemos algunos inconvenientes porque todavía seguimos entrenando ahí.





¿Y podrían entrenar en Ferro?

Es chiquito el gimnasio de Ferro, y aparte de eso, tienen el básquet ahí. Nosotros demandamos muchas horas y eso hace que se nos complique. Porque entrenamos todos los días. Necesitamos exclusividad, para seguir estando en el lugar donde estamos. Entrenamos un montón de horas y no ganamos nada. Porque no estoy solo, hoy por hoy está Santiago Schwab y Franco Echevarría con menores varones, Gabriela Gallo y Valentina Cisneros con menores damas y Laura Lafitte y Karina Mehats con minihandball.

¿Que otros objetivos se proponen?

Creo que la idea de crecimiento va a ir en relación a la infraestructura. Yo creo que si Ferro llegara a concretar su gimnasio, ahí pegaríamos el salto de calidad. Creo que fue un gran paso pasar al club, grandísimo. Necesitamos un gimnasio con parquet flotante. Olavarría está en el centro del país y nos piden y exigen que hagamos nacionales acá. Es mucha la plata que se mueve en un nacional, tenés más de 500 chicos, entonces por la hotelería, porque son un montón de días. El gimnasio, entonces en este caso, sería una inversión.

¿Cómo ves el nivel de la disciplina en Olavarría?

Es muy bueno. Hay muchas veces que al ver el entrenamiento de los chicos me doy cuenta hasta donde hemos llegado, o los chicos de la Selección Argentina, o al ver que los chicos que uno formó desde chiquitos, hoy están trabajando como profes, y que tienen concepto, le ponen ganas. El nivel creo que lo hicimos entre todos. El día que yo no esté, va a quedar una huellita del handball, y eso está bueno para uno.




Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario