“Dijeron que iba a dar un paso al costado y no es así”

José Luis Pisani, tras la victoria ante Vélez, salió a aclarar el panorama sobre las versiones que circulaban de su posible ida. “En Estudiantes estoy recontra cómodo, feliz y voy a hacer lo imposible para que el Club juegue el TNA”, señaló y sobre la relación con sus dirigidos dijo: “Hay una armonía terrible”.

----------

Cuando todo parecía que era tranquilidad en Estudiantes, durante la semana pasada surgieron versiones que indicaban que el clima interno no estaba nada bien. Pero ante estos comentarios, el propio entrenador José Luis Pisani salió a aclarar la situación luego del triunfo ante Vélez Sarsfield.

“Quiero dejar algo en claro, de este lugar no me voy a ir. Algunas personas dijeron que iba a dar un paso al costado y no es así. Hace diez días tuve una oferta de trabajo de otra categoría y dije que no. En Estudiantes estoy recontra cómodo, feliz y voy a hacer lo imposible para que el Club juegue el TNA. Doy día a día todo por mi laburo y porque mis jugadores se rompan el alma jugando y que no nos relajemos nunca como pasó el viernes. De ese partido me fui caliente. Pero quiero aclarar que no tengo problemas con ningún jugador y si dudan, invito a cualquiera a que observen los entrenamientos para que sientan en el clima de laburo que estamos. Hay una armonía terrible. No nos falta nada acá y, repito, me voy a quedar acá porque no se me cruza por la cabeza irme”, dijo efusivo el bahiense.

Luego habló sobre el partido ante los de Liniers: “en el entretiempo les dije que había que seguir trabajando en el desgaste físico. Sabíamos que jugando veinte minutos Andy Rodríguez, otros tantos Festa, íbamos a llevar el partido a nuestro camino. Estábamos muy mal con el cesto. Vélez juega a dar libertad de tiro a los internos pero no encontramos el disparo. Jugadores con buena mano no podían convertir, entonces hicimos la autocrítica de mejorar la ofensiva y llevarlo al ritmo nuestro. El equipo en el segundo tiempo corrió. Vélez no encontró piernas para jugar y terminamos ganando con autoridad”, explicó.

Pisani insistió que recalcó “mucho a no aflojar el ritmo. Era clavado que íbamos a llegar a un último cuarto muy entero de la cabeza y las piernas con ellos sin chances de jugar”.

En el final explicó que “Juan (Levrino) viene de un desgarro y un esguince en la muñeca. Él es nuestro líder ofensivo. El equipo jugó en conjunto para que a partir de buenas cortinas pueda tirar. Leandro (Mateo), en su locura que tiene a veces, tiene esa cosa que le da facilidad para meter puntos. Necesitábamos de él también pero el equipo tiene esa particularidad que tiene puntos en las manos de muchos y no dependemos de un par de jugadores. Lo que más contento que me deja es la autoridad defensiva y jugar bien”.





Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario