“Cuando llegué sacaron a los presos para que trabaje”

Por videoconferencia desde Montevideo declaró Hugo Francisco Ivaldo, quien estuvo encargado de hacer la instalación de luz y agua y de reparar el grupo electrógeno en el centro clandestino de detención Monte Peloni. “Cuando llegué sacaron a un hombre y una mujer, estaban atados y encapuchados” relató. También contó que estuvo encargado de instalar tres reflectores en el regimiento “te dejaban bastante ciego” dijo. Primeramente brindaron su testimonio tres testigos de la defensa de Ferreyra.

--------------------

Este martes comenzó una nueva audiencia en el juicio que se le sigue a tres exmilitares por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención Monte Peloni.

El testimonio más importante de la jornada fue el de Hugo Francisco Ivaldo, quien declaró desde el Consulado argentino en Montevideo mediante el sistema de videoconferencia.

Ivaldo, se ocupaba de tareas de mantenimiento en el Regimiento y fue a quien personal jerárquico del Ejército local le encargó hacer la instalación de luz y agua y de reparar el grupo electrógeno en el centro clandestino de detención Monte Peloni.

“Se me ordenó hacer la instalación de agua y luz en la casa del campo que primero se utilizaba para maniobras. Después fui una vez cuando ya estaba instalada la cárcel clandestina por un problema con el generador de luz” recordó.



Seguidamente contó que al momento de su llegada –cuando ya funcionaba como centro clandestino- “sacaron a los presos, eran dos: un hombre y una mujer y los retiraron para que pueda trabajar” indicó.

Dijo que los “vio físicamente bien” y recordó que a la mujer le decían ‘Coquita’ y que “estaban atados con el elástico de la cama y encapuchados. No la pasaban nada bien” sostuvo.

Señaló que en el lugar los guardias “se burlaban de la mujer que tenía que hacer sus necesidades frente a ellos, que se reían”.

A la hora de identificar a los efectivos jerárquicos mencionó a Omar Ferreyra y ante la insistencia del Tribunal por un exhorto realizado en 2009, al mayor Colombo.



Además contó que estuvo encargado de instalar tres reflectores de 1000w en el Regimiento que “te dejaban bastante ciego” y contó que en una oportunidad “me llamó Verdura para advertirme de Faggiani que estaba bajo mis órdenes porque participaba activamente de una agrupación política y me recomendó que tuviera cuidado” sostuvo.

Precisó que su paso por el Regimiento “afectó mi vida personal” y comentó que en el Regimiento se peleó con un efectivo porque “jugaban a quien podía derribar más lejos a los presos con una trompada” afirmó.

Primeramente declararon tres testigos propuestos por la defensa de Omar Ferreyra que no aportaron elementos de importancia para la causa.

Marcelo Mozzotegui explicó que fue chofer del Ejército en 1978 y que en ese periodo trasladaba a Jefes Militares.



Miguel Ángel Odriozola dijo que era mecánico en el Regimiento en 1976/77 cuando llevó a cabo el servicio militar y que conocía a Ferreyra por verlo trabajar en la oficina.



Carlos Tomasello señaló que era conocido de Ferreyra porque vivía en el barrio y recordó que realizó el servicio militar entre 1974 y 1975 “a mí no me hizo nunca nada” declaró sobre Omar Ferreyra.






Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario