“A mi papá le dieron a elegir entre sus hijas, y yo estoy acá”

Fue lo que declaró Araceli Gutiérrez en el inicio de la cuarta jornada del juicio que se realiza en Olavarría por los delitos de lesa humanidad en el Centro Clandestino de Detención Monte Peloni. Durante más de tres horas, quien es en la actualidad casera del lugar donde estuvo secuestrada, brindó detalles sobre su detención y acerca de las torturas y violación que sufrió. Dos de los cuatro acusados presenciaron la audiencia, ya que los otros dos se encuentran internados en el Hospital Municipal por problemas de salud.

-----------------------------

Con dos de los acusados presentes en la sala (Walter Grosse y Horacio Rubén Leites. Ignacio Aníbal Verdura y Omar Ferreyra se encuentran los dos internados en el Hospital Municipal por problemas de salud) se retomaron este lunes las audiencias del juicio que se realiza en Olavarría por los delitos de lesa humanidad en el Centro Clandestino de Detención Monte Peloni.



La primera en declarar en esta cuarta jornada fue Araceli Gutiérrez, única mujer en haber sido detenida en el lugar y actualmente casera en Monte Peloni. A lo largo de más de tres horas que duró su declaración, brindó detalles sobre su detención y acerca de las torturas y violación que sufrió.

Relató cómo fue el 16 de septiembre de 1976 fue secuestrada junto a su compañero en su casa de Olavarría (dejando a sus pequeños hijos de 5,2 y 1 año) y fueron trasladados a Las Flores. Los militares buscaban a su hermana Amelia y su cuñado Juan Carlos Ledesma, quienes habían escapado de La Plata y se refugiaban en nuestra ciudad.



Días antes de su detención, su padre Francisco Gutiérrez había sido secuestrado en Tandil, donde se desempeñaba como subcomisario de la Policía Bonaerense: “lo torturaron para que diga dónde estábamos, pero no dijo nada”, explicó Araceli.

Uno de los momentos más conmovedores de la declaración fue cuando Gutiérrez narró detalladamente los momentos en que fue violada en cautiverio. La sala, colmada de gente, escuchó en silencio.



A lo largo de su declaración, quien actualmente es casera del lugar donde estuvo ilegalmente detenida, narró que luego de haber sido secuestrada en Olavarría la llevaron a la ciudad de Las Flores: “ahí pude reconocer compañeros míos que estaban ahí. Oscar y “Cacho” Fernández, mi compañero Néstor, Cassano” y recordó que compartió celda con Graciela Follini de Villeres.

Su hermana y su cuñado fueron secuestrados al poco tiempo que Araceli y también trasladados a Las Flores. A él lo llevaron a Banfield y “no lo vimos nunca más”. Su hermana Amelia, que cinco días antes de su secuestro había dado a luz: “A mi papá le dieron a elegir entre las dos hijas. Bueno, yo estoy acá y mi hermana no. Mi padre me contó que cuando la mataron, ya estaba muriéndose. Son los pesos que uno tiene que cargar”, contó Araceli visiblemente emocionada.



Ella es quien identificó a Ferreya como uno de los torturadores: “la decían “Pájaro”, además que escuché que le decían algo por haber sido campeón de tiro en el club Estudiantes. Algo que él mismo declaró tiempo después”, explicó.

Contó también que luego de ser liberada, en junio de 1979, fue visitada por Grosse mientras estaba internada en el Hospital Municipal a raíz de una complicación con su embarazo.

Luego de Araceli Gutiérrez declararon Néstor Horacio Elizari, Juan Manuel Ledesma y Agustín Bustos.



Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario